Consejos

¿Qué ejercicios debes realizar cuando pasas mucho tiempo sentado?

Ruth Macarrón

Foto: Bigstock

Jueves 6 de junio de 2019

1 minuto

Son básicos para mantener tu cuerpo en forma a pesar de la inmovilidad

Ejercicios cuando pasas mucho tiempo sentado

Permanecer sentado durante mucho tiempo puede suponer un problema para tu salud. La OMS, en sus recomendaciones generales, estima que los adultos mayores de 65 años deberían dedicar un mínimo de 150 minutos semanales a la actividad física, practicándola en sesiones de al menos diez minutos de duración para mejorar las condiciones físicas y psicológicas.

Si pasas habitualmente pasas mucho tiempo sentado, debes saber que el consumo energético disminuye, por lo que aumenta el riesgo de tener obesidad y otras enfermedades asociadas al síndrome metabólico, como son la hipertensión, la diabetes o el aumento del colesterol.

Si no puedes caminar, te estás recuperando de alguna lesión o tienes que realizar un viaje largo en coche o avión, estos son algunos ejercicios que puede ayudarte en tu movilidad. Recuerda comentarlo con tu médico por si considerara necesario ayudarte con alguna medicación, como la heparina.

Ejercicios recomendados cuando pasas mucho tiempo sentado

Flexión de pies

Quizá el más sencillo pero no por eso menos efectivo, los ejercicios de flexión de pies ayudan al retorno de la circulación y la estimulan. Sentado, imita la flexión que haces en el pedal de una máquina de coser. Repite cada hora o siempre que te acuerdes.

Brazos arriba

No solo los pies pueden sufrir calambres y hormigueos cuando pasas mucho tiempo sentado. Este sencillo ejercicio de brazos te ayudará a tonificarlos. Practícalo sentado, con los pies apoyados y las rodillas flexionadas. Sube los dos brazos a la vez, levantándolos hasta tu cabeza, y bájalos hasta dejarlos en cruz. Repite la serie al menos diez veces.

Estiramientos de cuello

Cuando pasas mucho tiempo sentado tus cervicales se resienten y tu espalda puede sufrir. Además de programar alguna sesión con el fisioterapeuta, los ejercicios del cuello pueden ayudarte a estirar y mejorar el riego sanguíneo. Es importante que los hagas lentamente, para no sufrir mareos, y sin forzar.

Con tu espalda y hombros firmemente apoyados en una pared, mueve el cuello de manera suave a un lado y a otro, como si estuvieras diciendo que no. También puedes apoyar la barbilla contra el pecho, y deslizarla hacia los hombros con suavidad.

0

No hay comentarios ¿Te animas?