Salud

¿Qué es la heparina y para qué se utiliza?

Ruth Macarrón

Foto: Bigstock

Lunes 27 de mayo de 2019

3 minutos

Guía de uso de este medicamento tan común

Qué es la heparina
Ruth Macarrón

Foto: Bigstock

Lunes 27 de mayo de 2019

3 minutos

Esta biomolécula que nuestro organismo genera de manera natural se prescribe también como anticoagulante inyectable. Es uno de los medicamentos más empleados y un fármaco de primera necesidad según la OMS; te contamos cuando está indicado su uso y cómo se administra.

Qué es la heparina

La heparina se emplea como anticoagulante para evitar los coágulos de sangre o trombos. Generalmente se prescribe a personas que tienen dificultades para moverse, cuando tenemos que hacer reposo por alguna enfermedad y después de algunas cirugías que nos obligan a estar sentados o acostados durante mucho tiempo. Es normal que nos receten heparina si nos han puesto una prótesis, si hemos sufrido una operación de rodilla o cadera, o de varices.

Cómo administrar la heparina

La heparina se utiliza en los hospitales de manera intravenosa como anticoagulante, y resulta muy útil de usar en el domicilio como inyectable, por su sencillez de aplicación.

La administración de la heparina inyectable es muy sencilla, y probablemente tu médico te pedirá que te la pongas tu mismo o tu cuidador. Puedes necesitar una dosis o más al día. El personal sanitario te dará un pequeño entrenamiento antes de abandonar el hospital para que sepas cómo hacerlo tu mismo. Observa cómo lo hace tu enfermera, y pregúntale todas las dudas que tengas.

Tendrás que inyectarla sentado o tumbado, en un costado de la zona abdominal o en un muslo, mejor en una zona que tenga grasa. Lávate las manos antes de manipularla y desinfecta con un poco de alcohol la zona en donde te vas a pinchar. Es necesario meter la aguja de manera perpendicular, nunca transversal.

Vigila siempre que la dosis de heparina que estás usando es la que te ha prescrito tu médico, ya que usar más o menos de la que deberías puede ser un riesgo para tu salud. Si la presentación que te han recetado contiene más liquido del que debes inyectarte, desecha presionando suavemente la jeringuilla hasta llegar a la marca de la dosis prescrita.

Es normal que salgan algunos pequeños hematomas o moratones después de la administración de heparina, pero consulta a tu médico de inmediato si los moratones son anormales o si tienes sangrado abundante, vómitos o heces con sangre. Pueden ser algunos efectos secundarios peligrosos.

Sobre el autor:

Ruth Macarrón

… saber más sobre el autor