Consejos

Quiero apadrinar un niño: qué debo hacer y cómo funciona

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Viernes 11 de octubre de 2019

2 minutos

Con el apadrinamiento se contactan dos personas de dos mundos diferentes y se hace un donativo

Quiero apadrinar un niño qué debo hacer y cómo funciona

Algunas ONG ofrecen la posibilidad de apadrinar un niño o también "amadrinarlo". Probablemente lo hayas visto en algún anuncio, pero ¿realmente qué significa esta acción? Es posible que al escucharlo no sepas muy bien a qué se refiere y qué implica esta medida. En realidad, se trata de una de las distintas maneras de hacer aportaciones económicas a algunas organizaciones solidarias, personalizando de un modo diferente ese donativo.

Un vínculo especial

A través del apadrinamiento se ponen en contacto dos personas de dos mundos diferentes. La que recibe la ayuda es un niño que vive en un país en desarrollo y que tienen importantes carencias para poder desempeñar su vida en unas condiciones dignas. Se establece un vínculo entre ambos, un intercambio.

Las ONG te indicará qué niño es el que has apadrinado, así como su nombre, dónde se halla, sus gustos, su edad, etcétera. Es decir, te dará a conocer todos los detalles de cómo desarrolla su vida tu nuevo ahijado. A través de una comunicación que estableceréis con cierta periodicidad aprenderás cómo es y qué tipo de vida tiene.

Además podrás comunicarte con él por medio de cartas. No todas las organizaciones funcionan igual, pero generalmente le podrás escribir las veces que quieras contándole lo que te apetezca o preguntándole cómo le va. El pequeño te enviará un número de cartas al año, quizá no pueda responderte a todas si le escribes mucho, o solo te pueda mandar un número determinado. Esto dependerá de cada institución y el modo en el que trabaje.

¿Qué alimentos te ayudarán a concentrarte mejor?

El niño te responderá de su propio puño y letra como podrás comprobar por la caligrafía y es posible que te adjunte algún dibujo si es más creativo o simplemente le apetece tener este detalle contigo.

Si prefieres recurrir a las nuevas tecnologías también existe la posibilidad de usar el correo electrónico. Esto es algo que tendrás que determinar una vez decidas que realmente quieres apadrinarle y ver si es posible en todos los casos.

Aportación económica

Este contrato implica por tu parte una aportación económica que normalmente se paga a través de unas mensualidades fijas. Suele establecerse además una duración determinada. Con el dinero que entregues, la ONG de encargará de invertirlo en la comunidad donde reside el niño, no de forma exclusiva a él. Esto se hace para evitar discriminaciones y que se produzcan aún más desigualdades en el entorno en el que vive. Cada organismo lo distribuye de una manera y lo habitual es que te informen de en qué proyectos se va a destinar tu donación.

Para apadrinar un niño simplemente debes ponerte en contacto con alguna de estas ONG que acepten este tipo de donativo y seguir los pasos que te especifiquen.

0

No hay comentarios ¿Te animas?