Alimentación

7 propiedades de los arándanos que beneficiarán tu salud

Rosa Roch

Foto: BigStock

Domingo 2 de agosto de 2020

3 minutos

Los arándanos son frutos silvestres considerados un superalimento

bigstock Blueberries And Cranberries On 269777899

El arándano es un arbusto de pequeño tamaño que crece de forma silvestre muy común en los países del norte de Europa y de América, aunque también se pueden encontrar en las montañas del sur de Europa de clima ventilado y suelo rico en humus.

Los frutos de los arándanos son unas pequeñas bayas de una forma esférica casi perfecta, de color negro azulado o rojo, según su origen. Los azulados provienen de la variedad europea y se les conoce como blueberry; por otro lado, la variedad roja se la conoce como cranberry.

En el mercado se los puede encontrar frescos de junio a diciembre o, también, congelados, desecados, envasados, prensados, en zumo o gelatina.

Gracias a la cantidad de vitaminas, minerales (manganeso) y polifenoles que contienen, tanto el arándano azul como el rojo, juegan un papel relevante en la nutrición, múltiples estudios científicos así lo indican; destaca por ser rica en vitamina C, un antioxidante necesario para la formación de colágeno y refuerzo del sistema inmunitario; vitamina D, importante para la absorción de calcio y el fortalecimiento de los huesos; y vitaminas del grupo B. Junto con su sabor, un tanto dulce y ligeramente amargo (en función de su composición química), los arándanos son un aliado para mantener la salud y prevenir ciertas enfermedades.

 

bigstock Panoramic Shot Of Fresh And Ri 310670122

 

Propiedades y beneficios

Debido a los polifenoles que contienen los arándanos, especialmente los silvestres, destacan por sus propiedades antioxidantes, antinflamatorias y de control de la agregación plaquetaria que, junto con la acción vasodilatadora de otras sustancias, representan un alimento beneficioso en la prevención de las enfermedades cardiovasculares y sus trastornos.

En este sentido, la sintomatología de diferentes enfermedades y afecciones que cursan con inflación, tales como la fibromialgia, la diarrea, las irritaciones de boca y garganta, se verá reducida.

1. Alivian la diarrea

Los taninos y las antocianinas (pigmentos azules que se encuentran en la pulpa de este fruto) son beneficiosos para contrarrestar episodios de diarrea. En caso de padecer de estreñimiento es aconsejable no tomar.

2. Fortalecen los capilares

Mejoran la circulación y son beneficiosos en caso de capilares débiles. En este sentido, se ha demostrado que el consumo de arándanos es eficaz para el tratamiento del daño de la retina y la fragilidad y permeabilidad capilar del ojo.

3. Acción antiedematosa y diurética

Es beneficioso para ayudar a tratar la insuficiencia venosa crónica, las hemorroides, celulitis, retención de líquidos y venas varicosas por su acción diurética.

4. Mejora de la función cognitiva

Sustancias como el ácido gálico, presente en los arándanos, tienen una función neuroprotectora, especialmente en los casos en que se produce una degeneración oxidativa. El consumo de arándanos previene el desarrollo precoz de enfermedades que cursan con neurodegeneración como es el caso del alzheimer o el parkinson. De hecho, existe una dieta llamada “Dieta MIND”, por el acrónimo de Mediterranean-DASH Intervention for Neurodegenerative Delay, que se puede traducir como 'dieta de intervención para el retraso neurodegenerativo' y está pensada, especialmente, para las personas mayores y para aquellas que tienen algunas enfermedades neurodegenerativas.

5. Reduce los niveles de colesterol y la presión arterial

Estudios realizados por la Universidad de Florida, confirman la eficacia de este fruto para reducir y regular la presión arterial. Su efecto sobre la función hepática hace que aumente la síntesis de colesterol HDL (el bueno) e inhiba la del colesterol LDL (el malo).

6. Mejora la diabetes

El consumo de arándanos mejora la respuesta del cuerpo a la insulina, hormona producida por el páncreas, que ayuda al cuerpo a metabolizar los carbohidratos y evita la subida brusca del azúcar en sangre. Este efecto es mayor cuando los arándanos se toman en decocción, es decir, cocido en agua, incluyendo las hojas.

7. Prevención y tratamiento de las infecciones de orina

Los arándanos rojos tienen un efecto terapéutico menos que los azules, pero los primeros, los rojos, destacan por jugar un papel importante en la prevención y tratamiento de la infección de orina y la cistitis, debido a los ácidos orgánicos que contienen que aumentan la acidez de la orina y evita que las bacterias se adhieran a las paredes de la vejiga y empiecen a multiplicarse. Por otro lado, los flavonoides ayudan a la desinflamación en el caso de la cistitis.

En definitiva, los arándanos, sean azules o rojos, están considerados un superalimento que actúa contra las infecciones, inflamaciones, trastornos digestivos y cardiovasculares. Además, están ricos y son ideales para comer a media mañana a modo de tentempié.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?