Alimentación

La cerveza: un ingrediente más en nuestros platos

Rosa Roch

Foto: BigStock

Domingo 10 de mayo de 2020

2 minutos

Bebida perfecta para acompañar numerosos platos y estupenda como ingrediente para cocinarlos.

La cerveza: un ingrediente más en nuestros platos

Haz tu propia cerveza en casa de una forma más natural

 

La cerveza es una bebida fermentada tradicional con un contenido moderado en alcohol, de la que se conoce su consumo desde las primeras civilizaciones. Aporta minerales, vitaminas del grupo B, proteína y fibra soluble y, además, es una fuente destacable de sustancias antioxidantes.

Maridar un menú con cerveza permite realzar y potenciar el sabor de los alimentos que componen el plato y hallar el equilibrio de sabores entre ellos, rebajando la potencia de algunos, dependiendo siempre del tipo de cerveza que acompañe cada plato. Y esas mismas cualidades las podemos usar a la hora de cocinar.

Son muchas las características que permiten que la cerveza se use como ingrediente. Conocida también como oro líquido, la cerveza puede formar parte de masas, caldos, salsas y además servir como base para cocer alimentos. Además, es una muy buena alternativa al coñac o al vino, también muy recurridos a la hora de cocinar. Y es que las opciones que nos ofrece la cerveza en la cocina son amplias.

La cerveza es la bebida fría más consumida en hostelería en España. Y es que, disfrutar de una excelente gastronomía maridada con cerveza no es incompatible con llevar una alimentación equilibrada.

 

bigstock Beer assortment Cold differen 284433463

 

Pero ¿qué debemos saber a la hora de introducirla en nuestras recetas?

A la hora de hacer un guiso, es frecuente el uso algunas bebidas alcohólicas como el vino tinto o blanco, el jerez, el fino, u otras de mayor graduación como son el coñac o el whisky. Cada uno de estos caldos harmoniza con unos determinados ingredientes y, en este sentido, la cerveza también reclama su lugar en nuestras recetas.

Añadir cerveza a los platos es una manera de enriquecerlos, ya que se incorporan sus beneficios a la comida y, durante la cocción, el alcohol, al igual que pasa con otras bebidas alcohólicas, se evapora.  

Algunos consejos a la hora de cocinar con cerveza:  

  • Si para cocinar eliges una cerveza artesanal, ten en cuenta su graduación. Si bien el alcohol se evapora, este influye en el sabor: cuanto mayor sea la graduación, mayor será su presencia en el plato.
  • La cerveza se puede usar, también, para hacer una salsa, pero primero habrá que reducirla con agua y con el adecuado tiempo de cocción. 
  • Cuando quieras saltear el marisco con cerveza, mejor que esta sea de cebada.
  • Es ideal para ablandar todo tipo de carnes, pero encaja a la perfección con el pollo, el pescado y el marisco. Mejor que sea cerveza de cebada.
  • Prueba a añadir un chorrito de cerveza a la hora de cocer la pasta o el arroz, le dará un toque muy personal.
  • Si tienes pensado hacer carne, marínala primero (como se suele hacer con el cordero), con cerveza negra (en el mercado existe una gran variedad), cebolla y pimienta. El resultado te sorprenderá.
  • Si quieres una tempura ligera y mucho más sabrosa, la cerveza es tu ingrediente.
  • ¿Y los estofados? Cambia el vino por la cerveza. Repetirás.
0

No hay comentarios ¿Te animas?