Alimentación

Consejos dietéticos para una úlcera gástrica en personas mayores

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Martes 14 de julio de 2020

1 minuto

Por ejemplo, debes evitar todos aquellos alimentos que contribuyen a aumentar la acidez de estómago

Consejos dietéticos para una úlcera gástrica

Cuando hablamos de una úlcera gástrica, hacemos referencia a la erosión o herida que afecta al revestimiento o la mucosa del estómago, que se encarga de protegerlo de los ácidos irritantes que él mismo produce. Son tantas las causas que puede haber detrás de su aparición, como el tabaco, el consumo de alcohol o ciertos medicamentos, o la presencia de la bacteria Helicobacter pylori en el organismo; que su incidencia es muy elevada. De hecho, afecta al 10% de la población, aproximadamente, en especial a las personas mayores de 60 años.

Al tratarse de una enfermedad que afecta al estómago, provocando dolor abdominal, náuseas, vómitos o cambios en el hábito intestinal, lo normal es que el paciente en cuestión cambie su alimentación para evitar recaer o empeorar la situación. ¿A qué pautas nos referimos?

Úlcera gástrica

Recomendaciones dietéticas para la úlcera gástrica

Lo principal es eliminar o introducir en la dieta alimentos que influyen de manera negativa o positiva en tu salud, respectivamente. Por ejemplo, se permite el consumo de ingredientes ricos en vitamina A y fibra, derivados lácteos, pescado blanco, verduras que no producen flatulencias o carne magra. En cambio, debes evitar los fritos, las bebidas excitantes, las especias y las salsas demasiado fuertes, el marisco o los alimentos ácidos. No obstante, no son las únicas pautas que debes tener en cuenta.

  • En primer lugar, debes comer despacio, sin prisas, masticando bien los alimentos y en un ambiente tranquilo y relajado, pues la llegada de los alimentos al estómago de forma disgregada es muy importante.
  • Con el objetivo de reducir el trabajo gástrico, también se recomienda ingerir algo de comida cada dos o tres horas, es decir, debes realizar cinco o seis tomas al día y poco cuantiosas.
  • Después de cualquiera de estas comidas, debes esperar entre 30 y 40 minutos para acostarte. Además, llegado el momento, debes intentar tener la cabeza algo más elevada que el resto del cuerpo, así evitarás el reflujo gastroesofágico.
  • En cuanto a la cena, es recomendable hacerla, por lo menos, dos horas antes de irte a dormir.
  • Por supuesto, beber dos litros de agua al día también es muy importante. Sin embargo, hazlo mejor fuera de las comidas, para no diluir los jugos gástricos.
0

No hay comentarios ¿Te animas?