Alimentación

¿Qué es una dieta detox? ¿Cuándo conviene y cuándo no resulta aconsejable?

Mariola Báez

Sábado 6 de abril de 2019

2 minutos

Una dieta estricta de este tipo requiere un seguimiento que evite sus posibles inconvenientes

Dieta detox (bigstock)

Se han puesto muy de moda como método efectivo de adelgazamiento y es importante insistir en que, tal como señala al Fundación Española de Nutrición (FEN), una dieta saludable siempre ha de ser equilibrada e incluir todos los nutrientes que el organismo necesita para su correcto funcionamiento.

Una Dieta Detox, en teoría, está pensada para depurar el organismo, ayudando a eliminar toxinas y grasas. Es importante matizar que son muchos los profesionales de la Medicina, incluyendo doctores miembros de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), que insisten en que no están probados los beneficios que una dieta de estas características puede llegar a proporcionar ni tampoco sus posibles inconvenientes o carencias.

¿Cuál es la base de una dieta detox?

Cualquier cambio significativo y prolongado en la dieta de una persona mayor debe producirse bajo recomendación médica. Las dietas detox se basan fundamentalmente en la ingesta mayoritaria de alimentos de origen vegetal: frutas, verduras, hortalizas… algo que, sin duda, es beneficioso, pero en algunos casos, excluir alimentos de origen animal, como la carne, que aporta, entre otros nutrientes, proteína de alto valor biológico, esencial para el buen estado de la musculatura, podría resultar contraproducente.

Los considerados ahora alimentos detox han sido saludables siempre. Vegetales de hoja verde, como las espinacas o las acelgas, hortalizas, como la zanahoria, rebosante de betacarotenos, o frutas con propiedades depurativas, como el tomate o la piña, que son ricas en fibra y en minerales esenciales para la propia salud y para el buen funcionamiento del aparato digestivo, al favorecer la eliminación de sustancias de desecho. No deben faltar en la dieta pero, sobre la necesidad o conveniencia de establecer días o periodos en los que la dieta se base exclusivamente en la ingesta de este tipo de alimentos, hay opiniones diversas.

El Omega 3, que proporciona por ejemplo el pescado azul, los hidratos de carbonos, que obtenemos de los cereales y derivados y que nos dan la energía necesaria para mantener activo el metabolismo basal y para realizar las actividades cotidianas, la valiosa proteína del huevo, o el hierro de fácil absorción que aporta la carne… una dieta que ayude a depurar el organismo, no tiene por qué ser mala y puede ayudar en problemas como el sobrepeso o la retención de líquidos. Pero antes de optar por una dieta excluyente como esta, el consejo médico es fundamental, especialmente en el caso de personas mayores que pueden tener necesidades nutricionales específicas.

0

No hay comentarios ¿Te animas?