Alimentación

Cuatro platos de verano, muy sanos, para disfrutar sin complicaciones

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Martes 6 de agosto de 2019

2 minutos

Te ofrecemos dos propuestas de cocina tradicional y otras dos con un toque internacional

Platos saludables de verano

Con las altas temperaturas, hay dos cosas que apetecen poco: estar horas en la cocina y tomar comida caliente con alto contenido graso. Las cuatro recetas que te proponemos son fáciles de hacer y se toman frías o a temperatura ambiente. Además, pueden preparase con antelación sin ningún problema. Eso sí, recuerda que una dieta variada y equilibrada es esencial para la salud de las personas mayores también en esta época del año. Toma nota y cuídate disfrutando de estos cuatro platos.

Pipirrana

Las verduras y hortalizas son la base de esta receta de temporada, así que el aporte de minerales, vitaminas y fibra está garantizado. Además, el tomate es el protagonista y, como recuerda la Fundación Española de Nutrición (@FENnutricion), es un estupendo diurético natural, efectivo contra la retención de líquidos.

Junto a 3 o 4 tomates, necesitas una cebolleta mediana, medio pimiento verde, 1 o 2 huevos cocidos, 1 o 2 ajos y un trozo de atún. La receta es muy simple. Solo tienes que trocear todos los ingredientes en pedazos pequeños y mezclarlos bien. Deja para el final el huevo cocido, partido en cuatro, y añade el atún en el momento de servir. El secreto de este plato andaluz está en aliñarlo con una buena vinagreta, a base de aceite de oliva virgen extra, y dejarlo en la nevera un par de horas para que las hortalizas suelten sus jugos y le den el punto estupendo a esa vinagreta.

Platos saludables para el verano

Salpicón de mariscos

Es una receta muy similar a la anterior, con la que aprovechar las buenas propiedades del marisco. Una vinagreta que bañe las hortalizas, tomate, cebolleta y pimiento conforman la base, pero en este caso el marisco es el protagonista: gambas peladas, mejillones, palitos de cangrejo, langostinos… Si quieres, también puedes incorporar algunos trozos de pescado de textura firme. El salpicón está mejor de un día para otro y puedes añadir o quitar los ingredientes que te apetezcan.

Ensalada alemana

Para variar, prueba esta ensalada a base de salchichas y patatas, con un toque de mostaza que hace que esté deliciosa. Según el número de comensales, hierve 2 o 3 patatas y fríe 1 o 2 salchichas, para luego reservar ambos ingredientes. Cuando ya estén fríos incorpora el resto: media cebolleta cortada muy fina, unos pepinillos en vinagre laminados y unas tiras de saludable remolacha. Sazona al gusto y añade una delicada salsa mezclando mayonesa con unas cucharadas de mostaza de Dijon.

Ensalada libanesa de perejil

Original, fresca y con toda la vitamina C y los carotenos del humilde perejil. Pica unos 50 gramos de hojas de perejil por persona, junto a medio tomate y media cebolla en trozos diminutos. Si quieres, para dar más consistencia al plato, puedes añadir una cucharada de cous-cous. Solo queda hacer el aliño, que lleva el zumo de un limón, abundante aceite de oliva y una cucharada de sumec o zumaque, un condimento de color rojizo procedente de las bayas de Oriente Medio. Si no encuentras esta especia, sustitúyela por cilantro bien picado.

0

No hay comentarios ¿Te animas?