Alimentación

¿Qué es el agua alcalina? ¿Tiene beneficios para las personas mayores?

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Lunes 6 de enero de 2020

7 minutos

Actualmente, el agua alcalina tiene el mismo número de seguidores que de detractores

Agua alcalina
Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Lunes 6 de enero de 2020

7 minutos

Agua cruda, agua salada, agua con gas, agua embotellada... Algo tan básico como asegurar la hidratación de tu organismo a base de este líquido a dado pie a la creación de una industria que actualmente ofrece al consumidor toda una suerte de productos con diferentes características. Hasta hace unos meses el agua cruda era la máxima tendencia, una bebida que fue duramente criticada por los expertos, ya que se trata de agua sin filtrar ni tratar y que la población más osada consume sin la menor precaución.

Ahora dicha popularidad recae sobre una variedad totalmente distinta: el agua alcalina. Su nombre hace referencia al nivel de pH (potencial de hidrógeno) que presenta el producto, que para recibir este apelativo debe superar el grado siete en la escala correspondiente. Es entonces cuando se convierte en un elixir que, según sus seguidores, tiene un poderoso efecto antioxidante, eliminando así los ácidos del organismo.

Por estos y otros muchos motivos, se sitúa a la cabeza de las tendencias healthy del momento, pero ¿es tan beneficiosa para el cuerpo humano como parece? Y lo que es más importante, ¿cómo se obtiene este curioso producto? Hoy por fin salimos de dudas.

Agua alcalina

Un tipo de agua no tan accesible

Por supuesto, un ingrediente de estas características no se adquiere tan fácilmente como el agua del grifo o la embotellada que compramos en el supermercado, pues debe ser tratada para disfrutar de las cualidades que lo hacen único.

Según explican algunos miembros del sector, una de las opciones más asequibles es agregar a un vaso media cucharada de bicarbonato de sodio. De esta forma, el pH aumentará hasta 8 grados, convirtiéndose en alcalino. Eso sí, en este caso es preciso utilizar agua destilada, pues las dos alternativas expuestas anteriormente pueden incluir otros aditivos. Por otro lado, si hierves una cantidad de agua durante cinco minutos, también obtendrás el mismo resultado.

Eso sí, lo más cómodo es comprar el agua alcalina lista para beber en tiendas de autoservicio o especializadas en productos saludables. Además, tienes la opción de instalar un purificador y alcalinizador en los grifos de tu hogar, disponible las 24 horas del día.

Agua alcalina

Posibles beneficios del agua alcalina

Como hemos visto al comienzo del artículo, el agua alcalina ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo, sin embargo, esta no es la única virtud que resaltan sus más fieles consumidores. Al parecer, este efecto previene la aparición de enfermedades gastrointestinales, reduce el colesterol alto, evita los episodios de estreñimiento, mejora la circulación, alivia los dolores de espalda y aumenta el suministro de oxígeno en todo el cuerpo.

Pero lo que más ha llamado la atención es su capacidad para prevenir el envejecimiento prematuro, una de las máximas preocupaciones de las personas que se acercan a la sesentena. El agua alcalina "promueve la oxigenación de las células regenerándolas, de esta manera la piel se mantiene hidratada y con elasticidad. [...] Neutraliza naturalmente los ácidos en el cuerpo y ayuda significativamente a perder peso porque se reduce el almacenamiento de grasa", explican desde Rotoplas (@RotoplasMexico), una de las empresas dedicadas a su comercialización.

Sin olvidar su papel en la lucha contra los radicales libres, otro de los principales responsables del envejecimiento celular. Pero, ¿qué hay de cierto en todo esto? ¿Por qué no ha recibido el beneplácito de toda la comunidad médica?

Agua alcalina

También puede provocar daños

Aunque existen algunos estudios, muy pocos, que avalan las propiedades beneficiosas del agua alcalina, como el realizado por el Director de Investigación Clínica y Científica de Essentia que asegura que esta variedad es un 88% mejor para la hidratación del organismo que la convencional, el resto de médicos y científicos no han mostrado demasiado afecto por dicho producto.

Y es que un exceso de alcalinidad puede provocar efectos secundarios en el individuo, pues contribuye al desequilibrio del pH en el cuerpo, lo que a su vez puede desencadenar una alcalosis metabólica. Esta afección se refiere al incremento de la concentración plasmática de bicarbonato, que también aumenta en el pH sanguíneo. ¿El resultado? Síntomas tan alarmantes como temblores en las manos, confusión, espasmos musculares, vómitos, irritación en la piel u hormigueo en la cara y las extremidades.

Eso sí, los expertos que alertan sobre los peligros de su consumo también aclaran que estos riesgos dependen del modo en el que se haya elaborado el agua, así como su impacto positivo en algunos problemas de salud. Sin embargo, son tan pocos los trabajos científicos que han indagado en las propiedades del agua alcalina que todavía resulta un misterio. Es imposible determinar a ciencia cierta si es un productos saludable, perjudicial o incluso inocuo.

Por eso, ante esta situación, lo mejor es que consultes con tu médico su introducción en la dieta. Este profesional conoce tu historial médico y sabrá si el agua alcalina puede convertirse en tu mejor amigo o en el peor de los enemigos.