Alimentación

Alimentos con propiedades termogénicas: ¿existen realmente?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Viernes 27 de diciembre de 2019

3 minutos

Aceleran el metabolismo y ayudan a quemar más calorías, aunque por sí solos no hacen 'milagros'

Termogénesis de los alimentos

Eliminar el exceso de grasa corporal, especialmente nociva y peligrosa si se acumula en la zona abdominal a medida que cumplimos años, no es una tarea sencilla. Una dieta equilibrada y algo de ejercicio son las claves para mantenerla en unos niveles idóneos. En este sentido, algunos alimentos, con propiedades específicas, pueden contribuir a evitar su acumulación.

Como recuerda la Fundación Española de Nutrición (@FENnutricion), las grasas son el tercer gran grupo de macronutrientes esenciales para nuestro organismo, pero su presencia en altas proporciones es el origen de múltiples enfermedades, desde la arterioesclerosis hasta la hipercolesterolemia.

Son una fuente esencial y una reserva de la que tira el organismo cuando necesita energía extra. En una dieta bien proporcionada, deben suponer, aproximadamente, un 30% del total de nutrientes ingeridos a diario, pero cuando el porcentaje es demasiado elevado no solo es importante controlar muy bien el aporte de nuevas grasas en las comidas, sino además buscar soluciones para reducir la que ya está presente.

Termogénesis de los alimentos

¿Qué es la termogénesis de los alimentos?

Como indica la Organización Mundial de la Salud (@OMS_es), la acumulación anormal o excesiva de grasas provoca el sobrepeso y la obesidad, resultando perjudicial para la salud. Por otra parte, nuestro organismo recurre a la energía que proporcionan los alimentos para mantener sus funciones vitales y permitirnos realizar, gracias a ella, nuestra actividad cotidiana.

Respirar, hacer que nuestro corazón bombee la sangre, completar el proceso digestivo… El simple hecho de estar vivos implica un gasto energético que es lo que se denomina metabolismo basal, similar en todas las personas, pero no exactamente igual. Esa quema de calorías, que requiere la digestión y la ingesta mínima de cualquier alimento, va a suponer un aumento de la propia temperatura corporal. La capacidad de incrementarla, en mayor o menor medida, es una propiedad que posee cada alimento y es lo que se conoce como su capacidad de termogénesis.

Poner a trabajar a máximo rendimiento el propio metabolismo hace que nuestro gasto calórico aumente y que la quema de reservas de grasas se eleve, algo que va a contribuir a la bajada de peso y a una mayor eliminación de lípidos.

¿Qué características tienen los alimentos que favorecen la termogénesis?

En general, cualquier dieta hipocalórica va a favorecer un mayor gasto de las reservas calóricas en forma de grasas, pero algunos alimentos tienen la facultad de hacer que el ritmo del metabolismo basal se acelere. Estos resultan especialmente recomendables cuando se debe incrementar la termogénesis que favorece la eliminanción de cúmulos grasos.

Son alimentos con gran capacidad de hidratación, es decir, aquellos en cuya composición el contenido en líquidos, especialmente en agua, adquiere un papel relevante. Además, son ricos en fibra, bajos en grasas y de fácil digestión, un conjunto de propiedades que hacen que la temperatura corporal se incremente tras su ingesta (aunque sea de forma prácticamente imperceptible). Logrando, al mismo tiempo, que el metabolismo se acelere.

Termogénesis de los alimentos

Los alimentos claves en una dieta pensada para incrementar la termogénesis

Hay que dejar claro que los alimentos con propiedades termogénicas no son productos “mágicos” para quemar calorías y adelgazar. Siempre han de formar parte de dietas sanas y equilibradas que favorezcan la pérdida de peso. Con ellos, lo único que se logra es un aumento de la temperatura del propio organismo, que favorece que el metabolismo se acelere y el gasto calórico se incremente. Si crees que debes eliminar grasas acumuladas, algunos de los alimentos que impulsan la termogénesis y que deberías incluir en tus menús son:

  • . Las hojas de té tomadas en infusión, especialmente si se trata de té verde, té blanco o té de hibisco, no solo te aportarán antioxidantes que ayudan a mantenerte joven y saludable, además sus propiedades termogénicas contrastadas van a favorecer la eliminación de líquidos, toxinas y grasas del organismo.
  • Pimienta. El efecto calor de esta especia es fácilmente apreciable cuando la incorporas a cualquier aliño o receta. Es la sustancia denominada capsaicina la responsable de su sabor y sus propiedades termogénicas. Condimentar tus platos con un toque de pimienta logrará ese sabor picante, acelerando de paso tu metabolismo basal.
  • Canela. Suscede lo mismo que con el anterior condimento, pero aportando, en este caso, un toque de dulzor y de particular sabor. Utilizarla en los postres en lugar del azúcar es una sencilla medida que favorece la pérdida de peso saludable.
  • Jengibre. Prueba a añadir esta raíz rallada en alguna ensalada o a tomarla como infusión. En ambos casos, su capacidad para quemar calorías extras, acelerando el metabolismo, está más que contrastada.
  • Café. Al igual que el té, es una bebida estimulante que favorece la termogénesis en el organismo, ayudando a la pérdida generalizada de peso.
0

No hay comentarios ¿Te animas?