Alimentación

Posibles contraindicaciones de la jalea real en las personas mayores

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Sábado 9 de noviembre de 2019

3 minutos

Aunque es una fuente rica de proteínas y minerales, su consumo a veces conlleva efectos secundarios

Jalea real

Muchas personas la confunden con la miel, pero la jalea real es un producto independiente que ha conseguido hacerse un hueco en el mercado gracias a sus propiedades nutricionales. En términos generales, la jalea real es una sustancia cremosa y blanquecina que segregan las abejas obreras para alimentar a la reina durante toda su vida y a las larvas durante los primeros días de vída. Esta surge de la cabeza de dichas criaturas cuando todavía son jóvenes y se mezcla con sus secreciones estomacales para dar origen al alimento.

Aunque para algunos consumidores pueda resultar un ingrediente un poco repulsivo debido a su procedencia, lo cierto es que el resultado es una bomba de proteínas, vitaminas y lípicos que finalmente ha terminado por convencer al público.

No obstante, a pesar de los beneficios nutricionales que acompañan a su consumo como, por ejemplo, mejorar el proceso de oxigenación del cerebro, proveer energía al individuo, favorecer la digestión y aliviar los síntomas de la menopausia y otras enfermedades de mayor gravedad (Depresión, Alzheimer y esclerosis múltiple, entre otras), la jalea real también puede provocar algunos efectos secundarios de lo más negativos.

Jalea real

Recurre a la jalea real con moderación

Como ocurre con cualquier otro alimento que reside en nuestra despensa, la jalea real puede provocar algunas reacciones en el organismo que perjudiquen la salud del consumidor. Ante esta realidad, los expertos aconsejan tomar únicamente unos 500 miligramos diarios de este producto, una cantidad que debe dividirse por la mitad en el caso de los niños.

Según los consejos de los expertos, lo más adecuado es optar por una jalea real natural y procedente de un apicultor ecológico. Añaden que si quieres aprovechar por completo sus propiedades, debes combinarla con una pequeña porción de miel y colocar el producto unos minutos en la boca para favorecer la producción de saliva y las enzimas que le acompañan. Sin olvidar que el mejor momento del día para llevar a cabo este ritual es por la mañana, antes incluso del desayuno.

Además, si recurres a ella en forma de compromidos, cápsulas o ampollas, no es conveniente repetir la toma durante más de 20 días consecutivos. En este caso, deberás hacer un descanso de dos semanas para volver a introducir este suplemento vitamínico con regularidad. No obstante, ¿qué ocurre si estas preocuaciones son pasadas por alto?

  • En primer lugar, debido a su alto contenido en carbohidratos y azúcares, las personas diabéticas deben evitar por completo su consumo, de lo contrario podrían experimentar terribles consecuencias. Afortunadamente, es posible encontrar jalea edulcorada con stevia para poder disfrutar de sus propiedades sin mermar la salud.
  • Por otro lado, la ingesta constante y desmesurada de jalea real puede motivar la aparición de algunos síntomas como dolor de cabeza, alergias, hipertensión, migrañas, taquicardias o hiperglucemia. Si el individuo ya ha experimentado dichas dolencias con anterioridad, esto podría acrecentarlas.
  • En este sentido, como es obvio, las personas que sufran alguna reacción alérgica también deben eliminar este producto de su dieta, tanto por vía oral como tópica, pues también puede utilizarse a modo de crema, jabón o champú.
  • Tal y como indican diversas fuentes, la dosis recomendada no debe superarse bajo ningún concepto si el consumidor padece cáncer, pues podría causar problemas respiratorios o digestivos.
  • Asimismo, en alguna ocasión se han visto casos de ataques de asma o reacciones de anafilaxia provocadas por el consumo excesivo de jalea real, así como una mala interacción con fármacos anticoagulantes como la warfarina.

Ante este cuadro de contraindicaciones, los expertos vuelven a hacer hincapié en la responsabilidad que implica su consumo y aconsejan que si es la primera vez que tomas este producto, lo hagas poco a poco para no saturar a tu organismo. Además, las mujeres embarazadas y los niños pequeños no pueden recurrir a ella en forma de cápsulas. Para evitar males indeseados, lo mejor es que siempre consultes con tu médico su incorporación a tu alimentación.

Jalea

¿Qué ocurre con la enfermedad de Addison?

La enfermedad de Addison, también conocida como insuficiencia suprarrenal, "es un trastorno poco común que se produce cuando el cuerpo no produce suficiente cantidad de determinadas hormonas. En la enfermedad de Addison, las glándulas suprarrenales, ubicadas justo por encima de los riñones, producen muy poco cortisol y, a menudo, muy poca aldosterona", según explican desde la Clínica Mayo (@ClinicaMayo).

Esta carencia de hormonas afecta a los niveles de glucosa en sangre y al funcionamiento del sistema nervioso y cardiovascular, motivando síntomas tan diversos como una fatiga extrema, desmayos, dolor abdominal, náuseas, caída del vello corporal o incluso el oscurecimiento de la piel.

Pues bien, el consumo de jalea real puede empeorar aún más el impacto de estos síntomas en el organismo, pues una de sus cualidades es deteriorar la actividad de las glándulas suprarrenales, que ya están suficientemente dañadas a causa de la enfermedad.

0

No hay comentarios ¿Te animas?