Alimentación

Cuántos tipos de calabacín existen y sus propiedades

Rosa Roch

Foto: BigStock

Miércoles 11 de noviembre de 2020

1 minuto

España es uno de los mayores productores de calabacín, una hortaliza apta para todas las dietas

Te contamos cuántos tipos de calabacín existen y sus propiedades
Rosa Roch

Foto: BigStock

Miércoles 11 de noviembre de 2020

1 minuto

El calabacín es una hortaliza perteneciente a la familia de las Cucurbitáceas, una familia que engloba más de 850 especies habitualmente herbáceas, trepadoras o rastreras, que dan como fruto piezas de gran tamaño. Entre ellas se encuentran la sandía, el melón, el pepino o la calabaza, por ejemplo. Si bien se desconoce el origen del calabacín, sí se sabe que ya los consumían los egipcios y más tarde los griegos y los romanos. Fueron los árabes quienes en la Edad Media extendieron el cultivo por toda la cuenca mediterránea, aunque no fue hasta la II Guerra Mundial que se expandió por toda Europa. Actualmente es una hortaliza muy consumida tanto en los países mediterráneos como en algunos países del norte de Europa y en Norteamérica. España es uno de los mayores productores de calabacín, junto con Italia y Marruecos.

Esta hortaliza se caracteriza por tener una forma alargada, aunque también existe un tipo de forma esférica. Acostumbra a pesar alrededor de 250 gramos y a medir unos 18 centímetros. De color variable, podemos encontrar de piel amarilla, negra y verde, ya sea claro u oscuro, la más habitual. La carne es blanca, algo amarga y con un toque dulzón.

Valor nutricional

Es una hortaliza de gran valor nutricional. Su principal componente es el agua, los hidratos de carbono y pequeñas cantidades de grasa y proteínas que lo convierten en un vegetal muy indicado para aquellas dietas bajas en calorías.

No obstante, el calabacín destaca por su alto contenido en potasio, magnesio, fósforo y hierro. Por su parte el interviene en la transmisión y generación del impulso nervioso y facilita una actividad muscular adecuada. Facilita el equilibrio hídrico dentro y fuera de las células. El magnesio, ayuda a la formación de huesos y los dientes, a mantener una buena salud de los nervios y los músculos. Además, por su contenido en mucílago (un tipo de fibra) suaviza y desinflama la mucosa del aparato digestivo, tiene un leve efecto laxante y mejora la inmunidad.

Dentro de la gran variedad de hortalizas que hay en la familia de la cucurbitáceas, podemos encontrar diferentes tipos de calabacín, clasificados por su forma y color:

VARIEDADES DE CALABACÍN:

Minicalabacines

 

Te contamos cuántos tipos de calabacín existen y sus propiedades

 

Se diferencian del resto de variedades por su sabor y, como no, por su tamaño. Se recolectan a muy temprana edad para aprovechar al máximo sus propiedades y en la cocina suelen comerse crudos en ensaladas, o para hacer bastoncitos y dippear en diferentes salsas o hummus.

 

Calabacín redondo

 

Te contamos cuántos tipos de calabacín existen y sus propiedades

De piel color verde, se caracterizan por su forma esférica, de un tamaño similar a una pelota de beisbol. Esta característica los hace ideales para hacerlos al horno rellenos, por ejemplo, de carne, pescado o un revuelto de setas.

 

Sofía y Samara

 

Te contamos cuántos tipos de calabacín existen y sus propiedades

 

Estas dos variedades de calabacín son alargadas y son los que se producen mayoritariamente en la zona mediterránea. Son de color verde oscuro, más fuerte en la variedad Sofía y más brillante, casi negro, en la Samara. Su carne es de textura firme y un olor característico. En la cocina tiene múltiples posibilidades y en concreto estas dos variedades van muy bien para rebozar.

Grisón y Clarita

 

Te contamos cuántos tipos de calabacín existen y sus propiedades

Estas dos variedades se diferencian del resto por su color, verde claro, siendo la variedad Grisón más clara con motas o puntitos de color grisáceo y los Clarita, con matices mucho más blancos.

Calabacín amarillo

 

Te contamos cuántos tipos de calabacín existen y sus propiedades

Es la variedad menos conocida. Son de textura algo blanda y de sabor dulzón. Ideal para hacer en sopa o crema.

 

 

Usos en la cocina y conservación

Como decíamos el calabacín es ideal para las dietas bajas en calorías y tiene una gran versatilidad a la hora de preparar platos y hacerlos más vistosos. Las variedades de forma alargadas su pueden cortar a rodajas y rebozar; cortados en láminas para preparar una lasaña, o unos rollitos rellenos de jamón york y queso; o pelados y cortado en forma de fideos para hacer unos espaguetis veganos; los redondos rellenos y los minicalabacines en ensalada o para acompañar un delicioso snack. Las posibilidades son infinitas.

El calabacín es una hortaliza de verano, aunque se puede encontrar en el mercado durante todo el año, los que mejor sabor tienen, como no puede ser de otra manera, son los de temporada, más gustosos y sabrosos, especialmente durante los meses de julio a septiembre.

A la hora de comprar un calabacín es importante elegir los que presenten una textura firme al tacto, compactos, con suficiente peso en relación con su tamaño, ya sea grande o pequeño, y que no presente manchas en la piel, a excepción de las propias del calabacín en las variedades Grisón y Clarita.

Hay que tener en cuenta que un calabacín de gran tamaño tendrá más cantidad de pepitas en su interior y su carne será menos tierna, con lo que, según como vayamos a prepararlo, puede ser una molestia.

El calabacín es sensible a los gases de etileno que desprenden ciertas frutas (plátanos, melones, melocotones) en su proceso de maduración, con lo que es recomendable no mezclarlo con otras frutas y hortalizas.

En el frigorífico se pueden conservar durante dos semanas sin que pierdan sus propiedades. 

Por último, su flor es comestible y se suele hacer rebozada o rellena. Si las encuentras no pierdas la oportunidad de probarlas. Te sorprenderás de su gran sabor.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?