Avances

La app Monitor del Dolor y otros avances relacionados con este síntoma

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Sábado 8 de junio de 2019

2 minutos

La novedades se centran en el uso de realidad virtual, nanotecnología o medicina regenerativa

La app Monitor del Dolor y otros avances relacionados con este síntoma

La investigación en el campo del dolor está dando lugar a nuevos avances que serán una realidad para los pacientes en los próximos 10 años, según aventuran los expertos en la materia. Algunos ya empiezan a ver la luz como es el caso de aplicaciones, realidad virtual, la nanotecnología o la medicina regenerativa.

Aplicaciones

Todas estas novedades se han dado a conocer en el marco del XVI Congreso de la Sociedad Española del Dolor (SED @Sedolor). Entre ellas destaca la app Monitor del Dolor, que ha desarrollado el doctor Carlos Suso Ribera, del Laboratorio de Psicología y Tecnología (LabPsiTec) de la Universidad Jaime I de Castellón, en colaboración con el Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona.

Con esta aplicación se puede monitorizar a los pacientes a diario y durante el periodo que transcurre entre las consultas. A través de la información recopilada, y unos algoritmos definidos por el equipo médico, se establecen una serie de alertas que permiten realizar ajustes en el tratamiento. Actualmente un estudio clínico está analizando su utilidad y seguridad, pero el contenido ya ha sido validado y publicado en la revista Clinical Journal of Pain.

Por su parte, el doctor Enrique Bárez, responsable de la Unidad del Dolor de la Organización Sanitaria de Álava (Osakidetza), ha resaltado una nueva técnica que se ha estado analizando en el último año. En concreto, se trata de un método para medir el dolor de forma objetiva a partir de movimientos de los músculos faciales y que se procesan en el ordenador. “La concordancia entre este sistema y el relato de los propios pacientes es del 81%”, asegura.

Nanotecnología

En el ámbito de la nanotecnología, Manuel Arruebo, profesor titular de Ingeniería Química de la Universidad de Zaragoza, ha indicado que dentro de las terapias farmacológicas, este campo permite crear nuevas formas de administrar fármacos con una acción más duradera. De hecho, ya existen medicamentos anestésicos locales que permiten esta realidad por medio de sistemas de liberación del principio activo basados en nanopartículas, lo que por ejemplo evita acudir a inyecciones de forma recurrente.

Lo que está demostrando la nanotecnología es que puede ser “aliada para combatir el dolor”, pues ayuda a potenciar la eficacia de los medicamentos y a minimizar sus efectos secundarios.

Realidad virtual, pieles artificiales y medicina regenerativa

En el caso de la realidad virtual inmersiva aplicada a este síntoma, lo que se está observando es que puede disminuir la sensación de dolor en personas con dolor crónico, y aumentar el umbral del mismo en personas sanas. Aunque, aún queda mucha materia que investigar en este sentido, matizan los especialistas.

En cuanto al uso de pieles electrónicas o artificiales, se ha evidenciado que estas pueden detectar el dolor y facilitar la recuperación de la sensibilidad en zonas afectadas por incisiones o quemaduras. Además, estas pieles son compatibles con la impresión 3D, “lo que permitirá completar el desarrollo de prótesis con capacidades sensoriales completas para personas con amputaciones”, según Carlos García, profesor del departamento de Física de la Universidad West Scotland e investigador en la Universidad de Glasgow (Reino Unido).

Por último, en lo relativo a la medicina regenerativa, que abarca la utilización del plasma rico en plaquetas o de células madre mesenquimales, se ha matizado que aún es necesario investigar más y tener una mayor experiencia clínica para definir exactamente cómo y cuándo utilizarlas.

0

No hay comentarios ¿Te animas?