Avances

Una nueva investigación arroja esperanza para tratar el alzhéimer

Teresa Rey

Miércoles 3 de abril de 2019

3 minutos

La terapia se ha probado solo en ratones, que han mejorado sus habilidades cognitivas o la memoria

Una nueva investigación con luces y sonidos arroja esperanzas para tratar el alzhéimer (Bigstock)
Teresa Rey

Miércoles 3 de abril de 2019

3 minutos

El reto de encontrar una cura para la enfermedad de Alzheimer es el objetivo de algunas de las investigaciones que se están realizando alrededor de esta patología. Según la Confederación Española de Alzheimer, este trastorno es la forma de demencia más extendida en todo el mundo ya que constituye entre el 60% y el 70% de los casos. Este es uno de los motivos por los que la ciencia está desarrollando estudios para encontrar una solución desde hace tiempo. El último ha partido de un grupo de científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Cambridge (Estados Unidos), que han desarrollado un nuevo tratamiento basado en la utilización de luces y sonidos, con buenos resultados experimentales en ratones.

La nueva terapia

Los resultados de la investigación se han publicado recientemente en la revista Cell. El experimento ha consistido en la aplicación en ratones de una terapia basada en la combinación de luces y sonidos de una forma concreta. Todos los días se les sometía durante una hora a intervalos de luces de corta duración, suaves e intermitentes y a un sonido pulsante como un clic, emitiéndose 40 veces por segundo. Al final, lo que se conseguía es que los cerebros de los animales comenzaran a resonar a la misma frecuencia.

Al obtener este resultado lo que se ha comprobado es es que el tratamiento pautado con luces y sonidos estimula las ondas gamma del cerebro (relacionadas con la actividad eléctrica que se realiza en su interior) a la par que reduce la acumulación de placas amiloides o seniles que se forman en los espacios interneuronales con el paso del tiempo y los ovillos neurofibrilares que origina la proteína tau cuando muta, y que son características detectadas en las personas que tienen alzhéimer. La cantidad de estas placas y de los ovillos, es lo que determina la intensidad de algunas clases de demencia.

Entre otros efectos positivos que se han apreciado en los ratones a consecuencia de este método, destacan una mejoría en las habilidades cognitivas, la memoria y el aprendizaje.

Siguientes pasos

Ahora hay que esperar qué resultados puede tener en seres humanos, un ensayo que según los investigadores se realizarán en breve, pues de hecho gran parte de los roedores no experimentaron efectos secundarios. Primero se van a centrar en efectuar pruebas de seguridad y efectividad, y después la idea es aplicarlo en casos donde la enfermedad de Alzheimer se presente de forma leve a moderada.

Se desconocen cuáles podrían ser los resultados en personas afectadas por esta demencia, porque según han reconocido los científicos otras investigaciones que se han probado primero en ratones, luego no han tenido los mismos resultados en humanos, por lo que será necesario ver qué ocurre en las siguientes fases.