Avances

Con la técnica del BOPT dental se previenen la retracción de las encías e infecciones en implantes

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Martes 18 de junio de 2019

2 minutos

Con este método, se pretende aumentar el volumen de los tejidos blandos que rodean los dientes

Con la técnica del BOPT dental se previenen la retracción de las encías e infecciones en implantes

A medida que pasa el tiempo y nos hacemos mayores, los dientes y las estructuras que los soportan se van deteriorando. En este proceso se produce una retracción de las encías y parte del diente va quedando al descubierto, lo que favorece la aparición de infecciones. Al mismo tiempo, la colocación de implantes puede propiciar este fenómeno en la zona. Para prevenirlo, algunas clínicas odontológicas están empleando una técnica conocida como BOPT (Biologically Oriented Preparation Technique).

Respuesta biológica de los tejidos

El objetivo principal de este método es aumentar el volumen de los tejidos blandos que rodean el diente. Esto permite un crecimiento natural de las encías, de modo que el diente quede recubierto de forma adecuada y se eviten, entre otras cosas, la aparición de complicaciones.

Con el BOPT se busca una respuesta biológica de los tejidos, ya que se cambia su grosor y contribuye a la regeneración del tejido conectivo de la parte tratada. Así se consigue cuidar la estética de los dientes a la par que se da estabilidad a los mismos.

La importancia de la encía

La encía es una de las partes más importantes de la boca por la función protectora que realiza en torno al diente. Este es el único elemento del cuerpo que atraviesa el epitelio o la mucosa, lugar sensible por el que pueden introducirse bacterias y alcanzar el hueso. Lo que hace la encía es cerrar el espacio entre ella y el diente para impedir que esto suceda, explican desde la asociación Compromiso y Seguridad Dental (CSD).

No obstante, la encía tiende a ubicarse en la base de los dientes, uno de los principales motivos por los que las personas mayores de 50 años presentan esta parte retraída. “Los múltiples traumatismos que recibe la encía con la masticación provocaría la retracción de los tejidos al cicatrizar constantemente”, explica Xavier Rodríguez Ciurana, cirujano maxilofacial de Dental Esthetic BCN y uno de los pioneros de BOPT en España.

El BOPT se utiliza en la colocación de implantes dentales. Lo que hace en concreto es preparar y modificar el diente engrosando la encía para que migre hacia la parte más externa del mismo una vez que se sitúa la corona. “El efecto biológico que este fenómeno origina en la encía es que el aspecto de la prótesis del implante se integre en esta y le dé una apariencia natural”, añade el experto.

0

No hay comentarios ¿Te animas?