Salud

Cáncer de testículos: los seis síntomas por los que debes acudir al médico

65ymás

Domingo 27 de diciembre de 2020

3 minutos

La gran mayoría de los casos son detectados por el propio paciente

Autoexamen testicular, cómo hacerlo para advertir posibles patologías
65ymás

Domingo 27 de diciembre de 2020

3 minutos

El cáncer testicular ocurre, como su nombre indica, en los testículos, las glándulas sexuales masculinas y se hallan dentro del escroto, que es una bolsa de piel suspendida debajo del pene. Se trata de un tumor aparece sobre todo en hombres jóvenes y, generalmente es de buen pronóstico. Incluso los estadios más avanzados pueden ser curables, con cirugía y quimioterapia y/o radioterapia. Es el cáncer más común en hombres jóvenes, de 15 a 35 años de edad. En España, la incidencia anual se sitúa entre 1,6 y 2 casos por cada 100.000 habitantes, según la Asociación Española contra el Cáncer (@aecc_es).

En general, salvo casos excepcionales, el cáncer de testículo no suele producir síntomas generales, tales como fiebre, pérdida de peso o dolor. Es importante acudir al médico si observas los siguientes síntomas:

  • Bulto no doloroso o inflamación en alguno de los testículos
  • Cualquier cambio de forma o tamaño.
  • Sensación de pesadez en el escroto.
  • Dolor en el abdomen bajo o en la ingle.
  • Acumulación de líquido en el escroto.
  • ​Dolor o molestia en un testículo o en el escroto.

​Recuerda que estos síntomas también pueden aparecer asociados a enfermedades benignas. Cualquiera de éstos síntomas deberían ser consultados con el médico, a ser posible el urólogo, aunque en sí mismos no son un signo seguro de cáncer. Antes de asumir que tienes una enfermedad grave, espera a conocer el resultado de las pruebas.

Problemas testiculares

Autoexamen testicular: cómo hacerlo

Los exámenes pueden ser una buena manera de encontrar bultos que podrían ser cáncer u otro problema. No hay daño en un autoexamen, según el departamento de Urología del Hospital La Luz, y los médicos dicen que es bueno estar familiarizado con el aspecto y la sensación de los testículos para que puedas notar cualquier cambio. Un autoexamen es rápido e indoloro. Solo son unos pasos simples:

  • Es mejor hacerlo después de una ducha tibia, ya que el calor relaja la piel del escroto.
  • Examina un testículo a la vez con ambas manos. Gíralo entre tu pulgar y tus dedos.
  • Uno puede tener una forma o tamaño diferente al otro. Eso está bien, aunque las formas y los tamaños no deberían cambiar. Uno podría colgar más bajo que el otro. Eso también es normal.
  • Hay una estructura en forma de cordón detrás de cada testículo que almacena y mueve los espermatozoides. No es un bulto.

Un bulto del tamaño de un guisante es lo que estás buscando. Si ves o sientes algo así, comunícalo a tu médico. Recuerda que en la mayoría de casos no hay nada de qué preocuparse.

 

Sobre el autor:

65ymás

… saber más sobre el autor