Salud

¿Qué hacer ante un posible infarto? Consejos y pasos a seguir

Rosa María Torres

Miércoles 4 de diciembre de 2019

2 minutos

Muchos de los pacientes con ataques cardíacos mueren antes de llegar a un hospital

Mujer sufriendo un infarto

Es complicado averiguar cuándo estás a punto de sufrir un infarto o cuándo le está dando un infarto a la persona que tienes al lado. En algunos casos el infarto no da síntomas o, como mucho, se tiene una sensación parecida al corte de digestión. 

Qué se siente al sufrir un infarto

El síntoma más característico es la opresión en el pecho. Si esta molestia dura más de diez minutos, se hace cada vez más intensa y no desaparece, se puede estar al borde del infarto. Además, este dolor suele irradiarse momentáneamente hacía la mandíbula, el cuello, la espalda o el brazo izquierdo o derecho. A medida que el infarto se está produciendo, la opresión se agrava hasta que sientes como si una losa te aplastara el pecho con mucha fuerza.

Otros síntomas relacionados con el infarto son sudor muy intenso acompañado de frío, dificultad para respirar con normalidad, vómitos, palidez o, incluso, pérdidas de conocimientos o mareo.

Reanimación cardiopulmonal (bigstock)

Si te da a ti

La Fundación Española del Corazón aconseja, ante los primeros síntomas, llamar al 112. En este teléfono preguntarán datos de identificación, como el teléfono, la dirección, el nombre y la edad. Si la persona afectada no se encuentra en casa hay que contar lo que se vea en esa localización, teniendo en cuenta edificios de referencia o lugares cercanos.

Mientras la ayuda está en camino, es muy común que pasen al paciente directamente con el personal sanitario para conocer todos los datos posibles y facilitar el trabajo a los profesionales que van a atenderle. Hasta la llegada de la ambulancia, es fundamental mantener la calma y controlar la respiración porque la ansiedad aumenta la frecuencia cardíaca y la tensión arterial. No tomes ningún medicamento por tu cuenta.

Si le da a otra persona

Es vital actuar rápido. De hecho, los expertos consideran que la mayor parte de los infartos se pueden evitar si se actúa con rapidez. Si la persona que está sufriendo un paro cardíaco no responde a los estímulos y no respira con normalidad, lo mejor es actuar cuanto antes. Según la Guía de Primeros Auxilios del SAMUR y Protección Civil, además de llamar a los servicios de emergencia, lo más importante es colocar al paciente en una posición en la que se encuentre cómodo, en un lugar fresco, y aflojar todas las ropas que le estuvieran oprimiendo (cinturones, cuellos, bufandas, etc.). Un punto clave es mostrarse tranquilo, hablar con cariño al paciente y cogerle la mano para que se sienta acompañado. 

Y en el caso de tener nociones de reanimación cardiopulmonal, lo mejor es hacer estas maniobras. Si no sabes, en el teléfono de emergencias los especialistas se lo irán explicando paso a paso. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?