Salud

Coronavirus: cómo hacer tu propia mascarilla casera

65ymás

Miércoles 26 de febrero de 2020

3 minutos

La OMS advierte que sólo debes utilizarla si presentas síntomas

Coronavirus: cómo hacer tu propia mascarilla casera

La alarma suscitada por el coronavirus no para de crecer y tras propagarse desde Wuhan por toda China, ahora está presente en varios países de Europa. El último gran afectado ha sido Italia y ya ha llegado varios países europeos, entre ellos España. El temor a ser contagiado se ha traducido en la compra masiva de mascarillas.

La alta demanda de las mascarillas ha provocado que se agote el stock en muchas tiendas y farmacias y que su precio se dispare. Según Cofares, empresa dedicada a la distribución de medicamentos en España, del 1 al 26 de enero de 2020 se produjo un incremento significativo de las ventas de mascarillas, en concreto un 77% respecto al mismo periodo de 2019, lo que supone un aumento de más de 10.000 unidades. Lo mismo ha sucedido con las toallitas antibacterianas y los geles desinfectantes para manos.

Pero, ¿son realmente efectivas? Tal y como explica la Organización Mundial de la Salud (OMS), usar una mascarilla médica puede ayudar a limitar la propagación de ‎algunas enfermedades respiratorias. Sin embargo, el uso de una ‎mascarilla no garantiza por sí solo que no se contraigan infecciones y ‎debe combinarse con otras medidas de prevención, en particular la ‎higiene respiratoria y de las manos y evitar el contacto cercano –se debe guardar por lo menos 1 metro de distancia– con las demás ‎personas. ‎

La OMS aconseja el uso racional de las mascarillas médicas para evitar el ‎derroche innecesario de recursos valiosos y su posible uso indebido. Esto significa ‎que solo debes utilizar una mascarilla si presenta síntomas respiratorios ‎‎(tos o estornudos), si sospechas que tiene infección por Covid-19 ‎con síntomas leves o si estás cuidando de alguien de quien se sospeche ‎que está infectado por el virus.

Coronavirus

Cómo ponerse una mascarilla

  1. Antes de ponerte una mascarilla, lávate las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  2. Cúbrete la boca y la nariz con la mascarilla y asegúrate de que no haya espacios entre tu cara y la máscara.
  3. Evita tocar la mascarilla mientras la usas; si lo haces, lávate las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  4. Cámbiate de mascarilla tan pronto como esté húmeda y no reutilices las mascarillas de un solo uso. 
  5. Para quitarte la mascarilla: quítate por detrás (no toque la parte delantera de la mascarilla); deséchala inmediatamente en un recipiente cerrado; y lávate las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
Mascarillas para protegerse de los virus

Tipos de mascarillas

Actualmente podemos encontrar dos tipos de mascarillas. Por un lado están las quirúrgicas, que filtran el aire que se exhala y que por tanto contienen los agentes, partículas, bacterias o virus se pueden transmitir a través de la respiración hacia otras personas que están a nuestro alrededor.

Luego podemos encontrar las de protección respiratoria, que filtran el aire que inhalamos del exterior. Estas retienen agentes, partículas, bacterias o virus que provienen del entorno en el que nos encontremos y de los que deseamos protegernos. Están homologadas para distintas capacidades de filtrado y se identifican con las siglas FFP, es decir, Filtering FacePiece. Algunas incorporan una válvula de exhalación que reduce la humedad del interior, para así proporcionar más comodidad en general y en especial a la hora de respirar.  

Existen distintas capacidades de filtrado:

  • FFP1: 78% de eficacia de filtración mínima, 22% de fuga hacia el exterior. Protege de residuos no tóxicos y no fibrogénicos de polvo o aerosoles. Impide que se inhalen estos y los olores molestos.
  • FFP2: 92% de eficacia de filtración mínima, 8% de fuga hacia el exterior. Igual que la anterior ofrece protección frente a residuos no tóxicos, sí frente a elementos fibrogénicos. De esta manera, impide que inhalemos fluidos tóxicos de polvo, aerosoles y humos.
  • FFP3: 98% de eficacia de filtración mínima, 2% de fuga hacia el exterior. Actúa contra distintos tipos venenosos y tóxicos de polvo, humo y aerosoles. Es eficaz contra bacterias, virus y esporas de hongos.

Cómo fabricar una mascarilla casera

Si no quieres gastar dinero en una mascarilla y prefieres fabricártela tú mismo, el proceso es tan sencillo como se muestra en este vídeo. Sólo necesitaras una servilleta de papel absorbente, dos gomas y una grapadora.

 

3
María Silvana Ibarra Lombardí Hace 14 días
Como hacemos en los supermercados para no contagiarnos al coger con la mano los productos que vamos a comprar, y que sabemos son manipulados por los proveedor , personal de la tienda y demás gentes esa es mi preocupación, coger un producto que toco un enfermo que no sabe que lo está y contraer el coronavirus
Jose Hace 9 días
Lo mejor es que todos.. y cuando digo todos, digo todos los que llevan guantes sintéticos durante largos periodos de tiempo,... mientras lo lleven puestos conviene pasarlo en agentes desinfectantes, como agua con lejia (que huela),... pensad que quien lleva guantes puede distribuir los patógenos (el coronavirus) allí donde toca (plásticos de envoltorios, papel,...) creando una trampa biológica que aguanta hasta 5 días en esas superficies.
ricardo Hace 26 días
hola en la pagina www.mascarillas-coronavirus.cl venden mascarillas económicas sal2
HENRY Hace 1 mes
Muy buena informacion.