Salud

Coronavirus: El hotel Tenerife en el que se alojaba el italiano infectado, en cuarentena

65ymás

Martes 25 de febrero de 2020

3 minutos

Italia informa de 283 casos y siete muertos

Coronavirus: El hotel Tenerife en el que se alojaba el italiano infectado, en cuarentena

Fernando Ónega: "Todos en peligro, todos"

Agentes de la Policía Nacional custodian desde este martes el hotel H10 Costa Adeje Palace en el que se alojaba el ciudadano italiano que dio positivo por coronavirus siguiendo órdenes de las autoridades sanitarias, según han informado a Europa Press fuentes policiales.

El positivo por coronavirus de este turista ha obligado la madrugada de este martes a poner en cuarentena a las más de 1.000 personas que se alojan en el recinto, según ha informado Diario de Avisos.

El ciudadano, que ahora se encuentra ingresado en el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, llevaba una semana alojándose junto a su esposa en este complejo turístico del municipio tinerfeño de Adeje.

El turista, un médico procedente de la zona afectada de Italia por el coronavirus, comenzó a sentirse mal y fue a la Clínica Quirón del sur de Tenerife, donde permanece hospitalizado y aislado después de haber dado positivo en las pruebas realizadas.

Siempre según este medio, siguiendo estrictamente el protocolo de actuación que para estos casos han establecido las autoridades españolas e italianas, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado impiden desde hace unas horas que ninguno de los clientes alojados en el complejo pueda entrar ni salir del mismo.

Situación en Italia

Un total de 283 personas han dado positivo a las pruebas de COVID-19 en Italia, siete han fallecido y una persona se ha curado, según ha señalado este martes el jefe del departamento de protección civil del país, Angelo Borrelli en una rueda de prensa en la que ha actualizado los datos de contagio que ya se extiende por siete regiones.

Los datos presentados han constatado que el contagio del virus se ha extendido a otras dos regiones (Toscana y Sicilia) además de la presencia ya relevada en Lombardía, Véneto, Emilia Romaña, Piamonte y Lazio y ha habido 54 personas infectadas más respecto al último parte.

En total, hay 212 casos positivos en Lombardia con un incremento de 40 personas infectadas y seis muertos; 38, en Véneto con 5 personas más infectadas y un muerto; 23, en Emilia Romaña, con cinco contagiados más; 3, en Piamonte y 3 en el Lazio.

Las autoridades italianas están trabajando en las últimas horas en medidas extraordinarias para afrontar esta epidemia, además de las ya dispuestas que incluyen la prohibición de eventos públicos y la agregación social en al menos 10 municipios y el aislamiento de cerca de 50.000 personas que no pueden ni entrar ni salir de sus domicilios.

En este sentido, el consejero del Gobierno para las relaciones con la Organización Mundial de la Salud (OMS), Walter Ricciardi, ha apuntado que en los orígenes del contagio "algún aspecto ha sido infravalorado" en parte porque la gestión de la sanidad está "en manos de las regiones" según la Constitución. De hecho, las competencias sanitarias están descentralizadas en Italia y el Ministerio de la Salud solo controla tres aspectos que pasan por la programación, los niveles de asistencia y las cuestiones relativas al presupuesto.

Coronavirus en Italia

 

Ricciardi ha avanzado que se está trabajando en un operativo de unidad que de superpoderes al ministro de Salud y reste competencias a las regiones. "Ahora mismo se trata de controlar los dos focos de la epidemia y evitar una pandemia. Esta situación requiere que haya que reconducir la intervención operada hacia una gestión unitaria", ha señalado.

"Cuando la OMS lanza una alarma global, los países miembro deben adoptar medidas que estén en coherencia con las líneas generales de la ciencias y en este momento Italia las ha adoptado", ha agregado. Sin embargo, ha hecho notar que, en la primera fase del coronavirus, "algunas personas que estaban en las zonas de riesgo han entrado" libremente en los pueblos y en los hospitales, lo que habría ampliado el contagio.

De este modo, Ricciardi también ha evidenciado que se debe limitar el ambiente de psicosis e histeria generalizada que ha invadido el país, donde se han agotado las existencias de mascarillas en las farmacias y de los geles desinfectantes de manos. "Las máscaras no sirven para proteger a las personas que están sanas. Son solo una medida de prevención para quien ya presenta síntomas", ha especificado.

Además, ha dicho que necesario poner en contexto esta epidemia que "no hay que infravalorar" pero cuya letalidad se sitúa en el 2% y el 4% entre los infectados en la ciudad china de Wuhan y en alrededor del 0,7% fuera de Wuhan, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud.

0

No hay comentarios ¿Te animas?