Cuídate

Los expertos advierten del peligro de inyectarse cosméticos preparados en viales y ampollas

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Miércoles 12 de febrero de 2020

3 minutos

Son presentaciones similares a los fármacos inyectables pero no se pueden emplear de este modo

Los expertos advierten del peligro de inyectarse productos cosméticos preparados en viales y ampollas

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps @AEMPSGOB), informó recientemente que en los últimos tiempos han proliferado los productos cosméticos que se presentan en viales y ampollas. Estas presentaciones son muy similares a las que se emplean en los medicamentos inyectables además de para otros productos que también se inyectan, pero que no son cosméticos, y que se utilizan en algunos procedimientos estéticos

Un mal uso

El principal problema es que al tener un aspecto parecido y el hecho de que estos cosméticos contienen algunos elementos propios de otros productos que se inyectan como ácido hialurónico, colágeno, etcétera, se han dado casos en los que se ha producido un mal uso de los mismos. La Aemps ha detectado situaciones en las que estos artículos se han introducido en la piel a pesar de que en sus envases se indicaba de forma específica “no inyectar” o “uso tópico”, es decir, solo para aplicar sobre la piel.

Si un producto no destinado a tal fin se emplea de esta manera, las consecuencias para la salud pueden ser serias, advierten desde este organismo. Cada artículo se fabrica con una finalidad así pues los productos cosméticos están destinados a actuar desde una perspectiva que solo pretende ser eficaz en parte superficial del cuerpo, y por lo tanto no están diseñados para inyectarse en ninguna persona al margen de su edad, sean jóvenes o mayores.

Operaciones estéticas más demandadas por los hombres

Tal y como recuerdan en la Aemps, en la legislación vigente en lo referente a “producto cosmético”, se especifica que “no se considerará producto cosmético una sustancia o mezcla destinada a ser ingerida, inhalada, inyectada o implantada en el cuerpo humano”.

En concreto, la agencia asegura que han recibido notificaciones de un mal uso de estos productos inyectándolos de forma inapropiada y que han provocado reacciones adversas de carácter grave como necrosis cutánea, infecciones bacterianas y granulomas, entre otras.

Al no estar elaborados de forma específica para esta práctica, hay más riesgo de que se produzcan estas situaciones. Un producto cosmético se somete a una evaluación de seguridad antes de poner a la venta en el mercado. Tiene que haber demostrado que se puede emplear de forma segura para un uso normal o razonablemente previsible. En este procedimiento se considera el perfil toxicológico de los ingredientes, cómo se aplica, la información del etiquetado y a qué población se dirige.

Diferencias entre ampollas y viales

Para que el consumidor no caiga en este error es muy importante que lea las etiquetas de los productos que adquiere. No obstante, es importante conocer la diferencia entre las ampollas y los viales.

Las ampollas generalmente constituyen un contenedor de vidrio sellado en cuyo interior hay algún compuesto farmacéutico. Se encuentran cerradas herméticamente para impedir que el contenido se impregne de aire o de humedad. Para abrirlas es necesario romper uno de los laterales. Estas no se pueden reutilizar y aunque quede algún resto del compuesto en su interior se desestima. Se usan para muchos tipos de productos que no son solo destinados a belleza o cosmética, también para aseo, para la higiene o tratamiento dental, spa, etcétera.

Los viales, por el contrario, engloban un concepto más amplio, ya que poseen preparados farmacéuticos o químicos. Se trata de recipientes de tamaño variado que puede venir sellados o no, además de aparecer precintados con un tornillo en el casquillo o un tapón normalmente de goma, también de rosca, de corcho y plástico, según el fabricante. En ocasiones incluyen un gotero para determinar el líquido a recuperar, y el fondo es plano para que pueda posarse sobre un controlador o superficie plana. Se usan en investigaciones, aplicaciones farmacéuticas, preparados para tratamientos de belleza, muestras científicas…

Mesoterapia estética microinyecciones para mejor el aspecto de la piel (Bigstock)

Precauciones

La alerta que ha dado a conocer la Aemps tiene que ver con el uso fraudulento que se están produciendo en algunas clínicas estéticas. De hecho, la Sociedad Medicina Estética (SEME @SEMEstetica) ya denunció a finales del año pasado, que en algunos lugares se están recurriendo a técnicas con jeringas para introducir sustancias como ácido hialurónico o a través de Hyaluro Pen, un dispositivo que permite ejercer presión sobre la piel para insertar este producto.

A día de hoy, como hemos vistos sí existe un ácido hialurónico cosmético o tópico que el usuario puede aplicarse de un modo cosmético, al igual que por profesionales de la estética, pero con la condición de que no atraviese la piel y busque solo un mayor hidratación, con un efecto flash y que proporcione turgencia. Sin embargo, desde la SEME han indicado que no se trata de un relleno real, ni duradero, porque no está preparado para ello.  Estos métodos tienen un alto riesgo de generar encapsulamiento o granulomas.

Estos productos solo se pueden inyectar si están formulados para ello y siempre por profesionales de la salud cualificados para hacerlo. De modo que las recomendaciones en este sentido se centran sobre todo en acudir siempre a una consulta médica que nos ofrezca garantías y desconfiar de los lugares no habilitados para estas prácticas y que oferten tratamientos demasiado baratos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?