Cuídate

¿Cabello fino y debilitado con la edad? Estos son los consejos para mejorar su salud

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Jueves 6 de junio de 2019

2 minutos

El paso del tiempo, la contaminación o el uso diario de secadores o planchas acaban estropeándolo

Cabello fino y debilitado con la edad

El paso del tiempo no solo se nota en el rostro. El pelo también refleja nuestra edad en forma de canas o con la pérdida de cabello. A medida que cumples años, este se muestra más fino, debilitado y sin ese esplendor del que hacía gala décadas atrás. Situaciones que pueden venir acompañadas de cambios en la textura, así como una disminución de la velocidad de crecimiento. 

Y es que el envejecimiento hace que nuestro cuerpo no produzca la misma cantidad de proteínas, lípidos, melanina, queratina o colágeno, y eso se manifiesta en el pelo. Si, en tu caso, notas que se ha vuelto frágil y delicado, te adelantamos las mejores ideas para devolverle la vitalidad y la frescura de la juventud.

¿Qué le ocurre al cabello con el tiempo?

No es solo un problema de edad, mayoritariamente, pues el cabello va perdiendo con los años debido a otra serie de factores como los tratamientos agresivos (tintes o productos de belleza), la contaminación, la exposición al sol o el castigo al que lo sometemos de forma continua con el uso de secadores planchas. ¿El resultado? El pelo se vuelve más fino y apenas tiene fuerza.

Esta es una de las características de este tipo de cabello, además de una pérdida de diámetro que hace que se electrice y se rompa con facilidad. No es un cabello sano, ya que además muestra un aspecto reseco y sin luminosidad. 

¿Cómo dar volumen y vida a un pelo fino y debilitado?

Una vez confirmado este diagnóstico, es importante utilizar productos específicos, sobre todo en el caso de las personas mayores, para que el pelo gane en salud. Champús especiales, acondicionadores, tratamientos, mascarillas... Lo necesario para rellenar esa fibra capilar:

  • Emplea productos que te aporten volumen e hidratación sin apelmazarlo, por eso lo mejor es que no tengan siliconas. Algunos de estos tratamientos pueden contener ácido hialurónico o colágeno para hacer el cabello más denso y rejuvenecerlo. 
  • No abuses de los secadores y las planchas. Sécalo al aire y con un cepillo de cerdas naturales para que no se rompa con tanta facilidad. Si no puedes evitarlo, al menos aplícate un protector térmico antes de secarlo de "forma artificial". 
  • Deja por un tiempo los tratamientos que más dañan tu pelo, como las decoloraciones o los alisados permanentes y muy agresivos. Sí puedes, por el contrario, aplicar baños de color o henna, que ayudan a crear una película protectora alrededor de la fibra capilar. Así, mes a mes, tu pelo irá ganando en textura. 
  • Los complementos alimenticios capilares pueden ser una buena opción para favorecer que el pelo crezca en mayor cantidad y con mucha fuerza.
  • Sigue una alimentación adecuada para lograr una óptima salud capilar. 
0

No hay comentarios ¿Te animas?