Cuídate

Cómo maquillar tus cejas para que vuelvan a tener densidad y le quiten años a tu mirada

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Lunes 7 de diciembre de 2020

1 minuto

La caída del vello puede tener solución con maquillaje natural o con técnicas como el microblading

Cómo maquillar tus cejas para que vuelvan a tener densidad y le quiten años a tu mirada Foto: bigstock
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Lunes 7 de diciembre de 2020

1 minuto

Las cejas finas y despobladas nos echan años encima, sin embargo, las marcadas, pero de forma natural y sutil, rejuvenecen nuestra mirada. Hay personas a las que por diferentes factores se les cae el vello de las cejas, lo que se conoce como madarosis, y en esos casos, es necesario maquillarlas para crear ese efecto de volumen y recupera nuestra mirada.

El vello de nuestras cejas crece a un tercio de velocidad con la que crece el cabello, por lo que tarda mucho más en desarrollarse y regenerarse.

La caída del vello de las cejas puede tener diferentes causas como una dermatitis o un eccema en la zona (psoriasis), una cicatriz, cambios hormonales o bien por haber recibido algún tipo de tratamiento como radioterapia o quimioterapia. Igualmente, puede ser una consecuencia de hipotiroidismo, enfermedades que afectan a varios órganos, dermatitis seborreica, o lo que se conoce como alopecia areata de las cejas.

Las personas que sufren alopecia areata de las cejas también van perdiendo cabello de la cabeza en forma de placas y el trastorno afecta también a las pestañas, la barba y el vello corporal. Estos síntomas se asocian principalmente a un estado patológico de nervios y ansiedad.

Igualmente, tal y como indicábamos, la caída del vello de las cejas puede deberse a una dermatitis seborreica, una afección frecuente entre las personas con inmunodeficiencia o con las defensas orgánicas muy bajas, aunque lo más habitual es la infección por hongos.

Existen multitud de técnicas y soluciones en el mercado para recuperar las cejas. A continuación, vamos a tratar de nombrar las más significativas.

Cejas maquilladas

Se trata de la opción más sencilla y económica, además de indolora.

Lo importante es elegir bien el tono para que quede lo más natural posible, teniendo en cuenta que las cejas suelen ser un tono más que el pelo.

Existen varias formas de hacerlo, desde un lápiz, sombras, máscaras, tintes o brochas.

Para perfilarlas correctamente puedes utilizar plantillas que te ayudarán a delimitar la zona.

Igualmente, os recomendamos un lápiz fino, ya que así a la hora de pintar se parecerá más al pelo natural. En lugar de hacer un único trazo de principio a fin de la ceja con una única línea, prueba a dar pequeños toques intermitentes, como si pintásemos pelo a pelo. El objetivo es rellenarlas, no pintarlas, ya que en el caso de haberlas perdido en exceso o por completo, quizás sea aconsejable buscar otras soluciones como la micropigmentación o el microblading, de las que ahora hablaremos.

 Los lápices blandos son los que mejor se fijan a la piel y permanecen más tiempo.  

Hay centros dermatológicos donde maquillan las cejas de forma semipermanente cuya duración es mayor.

Siempre puedes finalizar el maquillaje con un poco de fijador de cejas transparente para dejarlas peinadas.

Además, si a la hora de maquillar tu rostro añades un punto de iluminador bajo el punto más alto de la ceja crearás un efecto de ojos más grandes, además de rejuvenecer nuestra mirada.

Micropigmentación o microblading

Ambos son tratamientos semipermanentes.

Cómo maquillar tus cejas para que vuelvan a tener densidad y le quiten años a tu mirada Foto: bigstock

La micropigmentación tiene una permanencia de unos dos años aproximadamente, aunque según los cuidados puede llegar a durar bastante más. Previamente se diseña la ceja que se va a pigmentar y a continuación se rellena con micropigmentos de varios tonos y colores, claros y oscuros, para conseguir ese efecto tridimensional. Es similar a un tatuaje.

Por su parte, el microblading tiene una menor duración que la micropigmentación, pero su resultado es más natural y real, ya que se trata de una técnica de mayor precisión. Se realiza pelo a pelo, tratando de igualar a los originales. El resultado dependerá de la destreza y habilidad de la persona que nos realice la técnica.

Además, existen otras soluciones como cejas postizas o microinjertos.

Sin duda, todo un abanico de posibilidades para cada caso y cuyo consejo es que sea evaluado por profesionales.

0

No hay comentarios ¿Te animas?