Cuídate

Consejos para maquillarte si tienes más de 50 años

Teresa Rey

Viernes 22 de marzo de 2019

3 minutos

Podemos hacer del maquillaje nuestro aliado y disimular imperfecciones como arrugas o manchas

Consejos para maquillarte si tienes más de 50 años (Bigstock)
Teresa Rey

Viernes 22 de marzo de 2019

3 minutos

El maquillaje debe ir acorde con la edad, el tipo de piel y el aspecto final que queremos transmitir. A medida que cumplimos años los signos de envejecimiento se hacen más visibles, por eso debemos saber elegir los productos adecuados que impidan hacerlos más evidentes. La intención es que se conviertan en nuestros aliados, precisamente para obtener un aspecto rejuvenecido.

Cara

Las bases de maquillaje a partir de los 50 años deben ser líquidas, porque las que son compactas o en polvos hacen que las arrugas se noten más. Si además son hidratantes, tu piel te lo agradecerá. Debes evitar también las bases de tonos rosáceos, y tender más hacia tonos amarillos o anaranjados, que creen puntos de luz que iluminen el rostro. De este modo, conseguimos dar una apariencia de vitalidad a la cara. Has de recordar que las bases muy oscuras ayudan a resaltar defectos como manchas en la piel.

Un tipo de cremas que cumplen bastante bien con estos criterios son las BB cream, ya que a la par que tienen color, están compuestas de elementos hidratantes y que aportan brillo. No son tan densas como las bases, pero crean también un efecto bonito porque es más natural.

Los correctores son idóneos para disimular ojeras o distintos tipos de manchas en el escote u otras partes del rostro. Tampoco debemos descartar los iluminadores que podemos utilizar para dar más alegría a la mirada si ponemos una pequeña cantidad en el lagrimal. Y bajo el pómulo aportan un efecto óptico de piel estirada. Además, debes procurar no usarlos sobre las arrugas.

Ojos y labios

En los ojos, que es donde se concentran las principales líneas de expresión, tendremos que ser cuidados para no remarcarlas. Las tonalidades más apropiadas a partir de los 50 años son las claras, ya que las oscuras nos añaden años. Rosas, marrones o grises tenues, violetas suaves… Las gamas de colores son muy amplias, por lo que podrás elegir en función del tono de tus ojos o la ropa que te vayas a poner, para lograr una mayor armonía. Si aplicas un tono más claro sobre la parte interna del ojo, logras elevar su posición evitando la sensación de mirada triste o caída.

El lápiz de labios lo deberemos usar solo para la base inferior del párpado, ya que al delinearlo daremos más consistencia al mismo, y un aspecto más juvenil.

El toque último para los ojos y vital es la máscara de pestañas. Esta agranda los ojos y hace que la mirada sea más llamativa. No es aconsejable prescindir de este producto, incluso aunque no nos los maquillemos.

Los labios piden a estas edades más tonalidades rosas o melocotón. Aunque no necesariamente tienes que ceñirte a estas, todo depende de si la ocasión requiere algo más de atrevimiento, pero teniendo en cuenta el conjunto del rostro. Es recomendable perfilarlos siempre para que el pintalabios dure más y que no se extienda por otras partes de alrededor acentuando las arrugas.