Cuídate

Cuidado con una exposición excesiva al sol, podría derivar en un melanoma

Victoria Herrero

Domingo 14 de abril de 2019

2 minutos

Si quieres broncearte de forma saludable protege tu cuerpo y evita las horas de más calor del día

Melanoma por un abuso de sol (Bigstock)

Pasarnos horas y horas tumbados al sol puede hacer que tengamos un bronceado bonito, pero también que, con el paso de los años, y sin la protección adecuada, derive en un tipo de cáncer de piel conocido como melanoma. Sí, esos lunares o pecas que nos aparecen y pueden parecer indefensos se pueden convertir a la larga en un problema de salud si no nos cuidamos como es debido. Y es que muchos se olvidan de los efectos nocivos de la sobreexposición solar. 

Como recuerdan desde la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) "la piel es el órgano más grande del cuerpo cuya misión principal es la de protegernos de la temperatura, del sol y de las infecciones". 

Causas de la aparición de melanoma

Entre los diversos factores que participan en la aparición de este tipo de cáncer de piel, la AECC nos especifica: 

  • Una exposición excesiva a la radiación ultravioleta, ya sea al sol o con lámparas bronceadoras. 
  • Edad, ya que suele ser más frecuente a partir de los 30 años con una media de edad de 50. 
  • El color de la piel es importante a la hora de determinar si existe o no riesgo de sufrir en un futuro un melanoma. Por ejemplo, tiene una mayor prevalencia en personas de raza blanca, y especialmente en aquellas que son más dadas a quemarse la piel a la mínima. Es decir, las personas que tienen una piel con fototipo bajo y apenas se broncean.  

Teniendo en cuenta estas premisas, es obligatorio protegernos de esos rayos y tener controladas todas las manchas, pecas o lunares que ya tengamos. Y es que la primera señal de alarma puede ser viendo un cambio en el tamaño, forma, color o sensación de un lunar existente. "Los melanomas también pueden aparecer como un lunar nuevo, negro o anormal". 

Por tanto, deberás consultar al médico si notas algunas de las reglas conocidas como ABCD:

  • Que notes una asimetría entre ambas partes de un lugar.
  • Bordes irregulares.
  • Colores que no dan mucha confianza. Así, los tonos rojos, blanquecinos o azulados sobre un fondo negro son un síntoma preocupante. 
  • Un tamaño mayor de 6 milímetros o que observemos que su diámetro aumenta a partir de ese número. 

Buenos consejos a la hora de tomar el sol 

Conocidos ya los riesgos de un abuso de la exposición solar, no está de más recordar algunos saludables consejos para tomar el sol de forma sana y segura

  • Nunca tomes el sol sin protegerte con una buena crema protectora. Incluso si solo vas a salir a la calle y con el día nublado, siempre debemos estar protegidos.
  • Evita las horas centrales del día en las que el sol castiga a justicia.
  • Tu cabeza y tus ojos deben también estar resguardados de tanta radiación ultravioleta con gorras y gafas de sol adecuadas.  
  • No te olvides de revisar tus pecas y lunares para comprobar que no hay nada anómalo en tu piel. 
0

No hay comentarios ¿Te animas?