Cuídate

¿Conoces los desodorantes íntimos? ¿Son aptos para los mayores?

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Sábado 5 de octubre de 2019

2 minutos

Los expertos médicos desaconsejan su uso y recomiendan normalizar el olor de los genitales

¿Conoces los desodorantes íntimos? ¿Son aptos para los mayores?

En los últimos años, en los estantes de la sección de higiene del supermercado o en las farmacias ha proliferado un tipo de desodorante para la zona de los genitales (para ambos sexos). Se trata de los desodorantes íntimos para "mejorar" el olor de las partes íntimas o combatir la sequedad vaginal

En el primer caso hablamos de un "aroma" que se relaciona, sobre todo, con las feromonas que intervienen en momentos de atracción sexual pero que también forma parte de la salud de estas zonas íntimas, como explican desde del departamento de dermatología del Hospital Ruber Internacional (@RuberInter). 

¿Conoces los desodorantes íntimos? ¿Son aptos para los mayores?

Para estos expertos, este tipo de productos no resultan del todo necesarios ya que pueden provocar en algunas personas, más si cabe en los mayores, problemas de irritabilidad, picor, infeccionesdermatitis o reacciones alérgicas por un abuso incorrecto de este tipo de geles o lociones. Y todo se debe a que la zona de los genitales es más sensible que, por ejemplo, la de la axila

Así, si en el resto de nuestro cuerpo el pH es de un 5,5, aproximadamente, en el caso de estas zonas íntimas es más ácido para permitir que tengamos una flora bacteriana correcta y pueda ejercer su papel de protección de los genitales. 

¿Realmente huele tan mal?

Como aconsejan estos expertos médicos, lo mejor es normalizar el olor de los genitales y, básicamente, tener una buena higiene para que la salud de esas zonas íntimas no se resienta. Pese a eso, puede que sintamos que ha cambiado el olor de esa parte del cuerpo y eso es debido a infecciones, cambios hormonales (en el caso de las mujeres) o por la alimentación que llevemos. 

Por ello, las recomendaciones (especialmente en el caso de las mujeres) pasan por: 

  • Usar prendas íntimas de algodón ya que favorecen la transpiración. Evitar, además, ropa demasiado apretada que puede provocar un aumento de la humedad en la zona, así como irritaciones. 
  • No emplear otros productos que sean para el resto del cuerpo. 
  • Aunque pueda parecer contradictorio, el vello púbico es un buen aliado en este sentido ya que facilita que los genitales suden menos. 
  • A la hora de lavar esa parte íntima es mejor hacerlo con la mano que con una esponja; un "nido" de bacterias por esa humedad. 
  • Cuando vayas al baño, límpiate siempre de adelante hacia atrás. En caso contrario, algunas bacterias de la zona del ano pueden llegar a la vagina con lo que aumenta el riesgo de infecciones. 
0

No hay comentarios ¿Te animas?