Cuídate

¿Quieres hacerte la manicura o la pedicura sin salir de casa? Prueba con una lima eléctrica

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Martes 23 de julio de 2019

2 minutos

Solo necesitas un poco de práctica para utilizarla correctamente y en el momento más oportuno

Lima eléctrica

Llevar las uñas de las manos, y especialmente las de los pies, bien cuidadas no solo es un tema de estética, sino también de salud. En ambos casos, las uñas cumplen una importante función de protección de las yemas de los dedos, sensibles en extremo. Hay que cuidarlas sobre todo en la edad adulta, cuando es más frecuente que puedan aparecer distintas patologías, como las dolorosas uñas encarnadas o la onicogrifosis que, como aclara el Colegio Profesional de Podología de la Comunidad de Madrid (@copomadrid), es un anormal engrosamiento de la lámina ungueal.

¿Cuándo puede venirte bien una lima eléctrica?

En este sentido, una lima eléctrica es un pequeño aparato indispensable en las consultas de podología y en los centros de estética donde se hace la manicura y la pedicura a nivel profesional. No obstante, también es posible tener una en casa, aunque generalmente cuentan con menos potencia y funciones que las que utilizan los expertos. Aun así, pueden resultar muy prácticas a la hora de eliminar la capa más superficial de la uña cuando sea necesario y en un tiempo récord.

Hay multitud de modelos, pero habitualmente estas limas cuentan con un pequeño “torno” que gira a gran velocidad y en el que puedes colocar distintos accesorios según la función que quieras realizar (limar, dar más brillo...).

Lima eléctrica

Son adecuadas siempre que tus uñas necesiten desprenderse de su capa más superficial por algún motivo: tonos amarillos, infección por hongos, zonas irregulares (en muchos casos por desviaciones en su crecimiento que pueden derivar en problemas como los juanetes, que deben ser tratados) o un grosor anómalo que causa algún tipo de molestia, especialmente con determinado calzado.

Las limas eléctricas también se emplean simplemente para dar forma a la uña cuando está cortada convenientemente. Conseguir un óvalo casi perfecto o un moderno diseño en cuadrado para las uñas de tus manos es muy fácil si sabes sacar partido a este pequeño aparato. Además, en el caso de tener uñas acrílicas o de gel y querer darles un “retoque”, esta es la lima más adecuada para hacerlo, ya que con una manual te resultaría realmente difícil dada su dureza.

Como normas básicas de uso, debes saber que la lima siempre es anterior a otras fases de la manicura, como puede ser el tratamiento de las cutículas. Si la utilizas por primera vez, ponla a la mínima potencia y ten en cuenta que la manera correcta de trabajar con ella sobre la superficie de la uña es desde el exterior hacia el interior, es decir, debes empezar a limar por la punta y dirigirte al inicio de la cutícula, describiendo pequeños círculos en cada una de las zonas que vayas a tratar.

0

No hay comentarios ¿Te animas?