Cuídate

Perros como terapia para personas en procesos de rehabilitación del alcoholismo

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Viernes 31 de mayo de 2019

2 minutos

Según la OMS, 3 millones de personas mueren cada año debido a esta peligrosa adicción

Terapia con perros

Una copa de vino al día, salvo contraindicación del médico, es hasta saludable. Lo peligroso es el exceso de consumo; algo que lleva a que cada año, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) mueran 3 millones de personas por esta peligrosa adicción. Pero hay una solución antes del abismo para todas esas personas que beben mucho más de la cuenta hasta el punto de derivar en serios problemas de salud.

Para ellos, el Hospital 12 de Octubre de Madrid puso en marcha un proyecto con mascotas de acompañamiento en una terapia de recuperación y rehabilitación de pacientes con alcoholismo.

Los primeros datos de ese estudio inicial en el que han formado parte dos perros y una docena de personas se dieron a conocer recientemente. "Los resultados indican que el tratamiento puede llegar a ser eficaz y contribuye al abandono de la adicción”, explican con satisfacción desde el centro hospitalario acerca de esta iniciativa que han llevado a cabo con la asociación de servicios terapéuticos Souling

Ras y Fox, los dos otros protagonistas

Es el nombre de estos dos canes que participan en este proyecto nacido con el objetivo de mejorar la motivación de estos pacientes, así como para establecer vínculos de cara a que estos se identifiquen con los animales y mejoren el conocimiento de su enfermedad. Unos perros que fueron abandonados y que, tras un adiestramiento específico, forman parte de esta terapia junto con el resto de especialistas médicos del Programa de Tratamiento del Alcoholismo del Servicio de Psiquiatría de este centro médico de referencia. 

¿Y qué hacen estos ayudantes tan especiales? Los perros se enfrentan a una serie de obstáculos para seguir un camino marcado o encontrar un objeto escondido. Un camino a veces complicado que puede tener cierto paralelismo, salvando las distancias, con el largo proceso que siguen estos pacientes hasta lograr la abstinencia y evitar caer en la tentación de recurrir a una copa de alcohol en momentos de dificultad. 

Y vaya si lo consiguen. Los propios pacientes han mostrado, en los seis meses iniciales del proyecto, su satisfacción con el hecho de interactuar con estos perros. Y es que, gracias a Ras y Fox han aprendido cómo actuar ante determinadas circunstancias para evitar su adicción. Todo para, con el tiempo, volver a recuperar esos años perdidos en sus vidas en cuestión de relaciones sociales, familiares o responsabilidades de las que no podían hacerse cargo cuando estaban enfermos. 

Continúa el proyecto

Tal ha sido el éxito de estos primeros meses de terapia que se trabaja para continuar con el programa durante todo este año. Así, a ese proyecto inicial del que formaban parte estos dos perros trabajando con una docena de pacientes se van a sumar otras 78 personas. De esta manera, 45 del total de 90 pacientes trabajarán con estos dos canes y la otra mitad sin ellos para conocer y comparar los beneficios del empleo de mascotas como terapia.

0

No hay comentarios ¿Te animas?