Cuídate

Protege el pelo y el cuero cabelludo en verano de la acción de los rayos solares

Mariola Báez

Foto: Bigstockphoto

Martes 16 de julio de 2019

2 minutos

Igual que usas cremas específicas para la piel, debes tomar medidas para cuidar tu cabello

Protege el pelo y el cuero cabelludo en verano

La Fundación Piel Sana (@pielsana_aedv) lo deja claro: nuestro pelo también sufre en verano. Cada vez somos más conscientes de la necesidad de utilizar cosméticos específicos y con factores de protección idóneos según nuestro tipo de piel, pero no solemos tomar medidas similares cuando se trata del pelo y del cuero cabelludo. Los rayos UVA también los dañan de manera importante, al igual que el salitre marino y los productos químicos que requiere el mantenimiento de una piscina. Entonces, ¿cómo puedes protegerlo en verano?

¿Cómo mantener la salud capilar también en verano?

Tras unas semanas disfrutando del sol y del mar, el cabello sin la debida protección se deteriora de forma evidente. Los rayos ultravioleta producen una ligera decoloración que, poco a poco, resulta apreciable, sobre todo en el caso del cabello teñido. Además de una cuestión de estética, se trata de la salud de las fibras capilares y del cuidado de la delicada piel del cuero cabelludo.

El sol, el agua salada y el cloro de las piscinas acaban deteriorando la capa externa de queratina de las fibras, haciendo que el pelo se vuelva más seco y quebradizo.

Salud capilar en verano

También el cuero cabelludo sufre y puede llegar a presentar irritación o quemaduras, exactamente igual que las que puede haber en el resto de la piel si no se han tomado medidas para protegerla. En el caso de las zonas poco pobladas o con alopecia, hay que extremar las precauciones.

Inflamación de los folículos pilosos, picores y dermatitis provocadas por el aumento de la sudoración y la producción de sebo son algunas de las afecciones que pueden aparecer en un cuero cabelludo castigado por el sol. Para evitar todas estas situaciones, hay sencillos remedios que es importante poner en práctica.

  • La medida más efectiva es algo tan básico como cubrir tu cabeza cuando estés al sol. Sombrero, pamela, gorra, turbante… Las opciones son infinitas y hay para todos los gustos.
  • También es importante utilizar productos solares específicos para el cabello, sobre todo si eres de los que pasa horas y horas en la playa sin que falten baños frecuentes en el mar. Existen champús que incorporan filtros solares, que vienen muy bien en verano, y sprays que puedes aplicar fácilmente y que crearán una capa invisible de protección para cuidar las fibras capilares.
  • Tras una jornada playera, es fundamental lavar a fondo la cabeza para eliminar cualquier resto de salitre, químicos o arena. Después, debes aplicar una crema suavizante o una mascarilla que aporte al cabello una buena dosis de hidratación y que conseguirá que el sol, en verano, no acabe causando estragos en tu pelo.
0

No hay comentarios ¿Te animas?