Consejos

5 cosas en las que debes fijarte al comprar un protector solar

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Domingo 30 de junio de 2019

2 minutos

Muchas personas escogen el primer protector que ven en el supermercado

Aprende a leer correctamente la etiqueta de tu protector solar

En los últimos años, los expertos en la materia han aconsejado a la población leer y comprender las etiquetas y los envases de los alimentos que adquieren cada día, con el objetivo de saber a ciencia cierta aquello que forma parte de su dieta y afecta a su salud. Un consejo que también debería extenderse a otro tipo de artículos que pueden tener el mismo impacto, como los cosméticos, las cremas o los productos de higiene íntima.

Con la llegada del verano, uno de los más utilizados es el protector solar, que muchas veces compramos guiándonos únicamente por la marca o el factor de protección contra los rayos UVB, el cual no todo el mundo comprende y que depende de la latitud, la altura, la hora y la época del año en la que te expongas al sol.

Por ejemplo, ¿sabías que ese factor de protección solar (FPS o SPF) indica el tiempo que aumenta la defensa de la piel frente a las quemaduras? Bajo esta premisa, ¿qué otros aspectos debes tener en cuenta?

Protección solar

Protección frente a los rayos UVA e IR

Las etiquetas que incluyen el término UVA e infrarrojos (IR) informan al consumidor de que la crema también protege frente a estos tipos de radiación. A diferencia de la radiación UVB, la UVA es igual en todo el mundo y no solo fomenta la formación de melanina y, por lo tanto, el bronceado, también se encuentra detrás del envejecimiento prematuro de la piel, como la infrarroja, por lo que debes extremar la precaución.

Water resistant

Como bien indica la traducción, las cremas que tienen este término en el etiquetado serán resistentes al agua, pero no indefinidamente. Solo los productos que aguantan alrededor de 40 minutos pueden lucir dicho distintivo. Si quieres que la protección dure más tiempo, deberás buscar aquellos que sean 'Waterproof', pues no pierden dicha cualidad hasta después de 80 minutos.

Fecha de caducidad

Lo normal es que utilicemos el mismo envase varios veranos seguidos, un grave error que se puede solventar leyendo adecuadamente el etiquetado. Todas las cremas protectoras llevan el símbolo de un tarro o un recipiente abierto con un número y una M al lado. Este indica los meses en los que su eficacia es completa. Eso sí, aunque su poder se haya reducido, no tienes porque tirarlas, puedes usarlas cuando ya estés moreno o como crema hidratante.

SPF, PA y filtro fotoestable

Estos conceptos también son muy comunes en el etiquetado de la crema solar. El primero simplemente informa del grado de protección frente a los rayos UVB, mientras que el segundo hace lo propio con la radiación UVA. Aunque en este último caso suelen ir acompañados por un signo + que indica el aumento de dicha protección. En cuanto al filtro fotoestable, significa que esa seguridad se mantendrá tras una hora de exposición solar.

0

No hay comentarios ¿Te animas?