Deporte para mayores

Correr una maratón por primera vez ayuda a reducir la presión arterial, según un estudio

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Miércoles 22 de enero de 2020

4 minutos

El nuevo informe asegura que también disminuye la rigidez aórtica en los corredores que están sanos

Correr una maratón por primera vez ayuda a reducir la presión arterial según un estudio

Si estás pensando en correr una maratón por primera vez, es lógico que tengas tus temores. Durante 42 kilómetros vas a someter a tu cuerpo a un esfuerzo considerable, por lo que es normal que poseas dudas. Para realizar este objetivo has de estar unas condiciones óptimas de salud, esta es la primera premisa que has de tener en cuenta.

Al mismo tiempo, como es lógico debes disponer de una preparación previa y unas condiciones físicas concretas, porque de lo contrario puedes tener problemas. Pero si ya eres consciente de todo esto, ahora un estudio ha demostrado que correr esta distancia puede aportar beneficios para nuestro organismo. No todo es tan negativo como parece.

Mejoras en la presión arterial

La investigación que se ha publicado en el Journal of the American College of Cardiology, se ha centrado en personas que participaron por primera vez en este tipo de competición deportiva. Los resultados mostraron que tanto el entrenamiento como el hecho de participar en esta prueba y concluirla, produjeron una reducción de la presión arterial y de la rigidez aórtica en participantes sanos, lo que equivale a una reducción de cuatro años en la edad vascular. Además, estas ventajas se apreciaron sobre todo en los corredores de mayor edad, hombres que no eran muy rápidos y que presentaban una presión arterial basal más alta de lo recomendado.

Con estos datos lo que se ha pretendido reflejar es que resulta vital modificar los hábitos de vida, y el hecho de participar en eventos deportivos como este o similares puede ayudar a frenar los riesgos vinculados con el envejecimiento, además de ser un incentivo sobre todo en personas mayores que pueden experimentar más temores, como es natural, en estos casos.

Así lo ha afirmado una de las autoras del estudio, Charlotte H. Manisty, del Instituto de Ciencias Cardiovasculares del University College y del Barts Heart Center, ambos de Londres, quien asegura que los datos obtenidos reflejan que nunca en demasiado tarde para incorporarse a actividades deportivas.

A medida que se envejece no solo se produce un endurecimiento de las arterias, el riesgo cardiovascular se ve incrementado a pesar de estar sanos, ya que esta condición contribuye a un aumento de la presión del pulso y la sobrecarga de los ventrículos, y ambas situaciones están vinculadas a la demencia y las enfermedades cardiovasculares y renales, a pesar de por ejemplo presentar unas arterias saneadas y sin placa.

Es cierto que los medicamentos pueden controlar esta situación, pero no hay que olvidar que también suelen darse trastornos del corazón en personas a las que no se les ha detectado una presión arterial alta.

Eileen Noble participa en maratones con 84 años

La primera maratón

Para realizar el análisis, se escogió una cohorte de 138 corredores de maratón sanos que participaron por primera vez en la Maratón de Londres durante 2016 y 2017. Se les examinó durante el entrenamiento y tras finalizar la carrera con el objeto de ver si la rigidez aórtica relacionada con la edad se podría revertir en el mundo real con la práctica de actividad física.

Se escogieron personas sanas, que no habían tenido problemas cardiacos previos u otros trastornos de salud importantes, y que no dedicaban más de dos horas a correr durante la semana. Primero se hicieron mediciones seis semanas antes de la maratón y después la repitieron dentro de las tres semanas anteriores de finalizar la prueba, pero nunca antes de una semana después de haber corrido, sobre todo para impedir que interfirieran efectos agudos del ejercicio.

El plan de entrenamiento que se les recomendó es el que se aconseja en estos casos a los principiantes: tres carreras por semana que deben ir incrementándose en dificultad durante al menos 17 días antes de correr en la maratón. Aunque se admitieron otras opciones.

El tiempo medio en hacer todo el recorrido fue de 5,4 hora para las mujeres, y de 4,5 hora para ellos. Unos tiempos que se consideran aceptables para el programa de entrenamiento que se estableció, de entre 10 y 20 kilómetros a la semana. Este finalmente logró disminuir la presión sistólica en 4 mmHg y la diastólica en 3 mmHg. La rigidez aórtica también experimentó una mejoría siendo más notable en la aorta distal.

Todos estos datos se equivalen con una disminución en cuatro años de la edad aórtica. Así pues este informe revela que es posible reducir las consecuencias del envejecimiento en los vasos sanguíneos con solo seis meses de preparación física, ha explicado el doctor Anish Bhuva, otros de los investigadores. Los beneficios se observaron en individuos sanos con amplio rango de edad. Además, los tiempos de maratón son los suficientemente atractivos para que se animen los novatos realizando el entrenamiento adecuado.

'Trotting', la forma más fácil con la que los mayores podrán empezar a correr

Algunos consejos

En vista de estos buenos resultados, si estamos pensando en participar una maratón ya sabemos que puede ser beneficiosa. Antes de dar el paso definitivo puedes intentarlo en algunas pruebas de menor recorrido como carreras populares de 10 kilómetros. Has de ser realista con tus capacidades y establecer objetivos en base a las mismas. Si te has fijado una fecha para participar en una maratón y ves que no estás preparado, espérate hasta que tengas la suficiente confianza en ti mismo para emprender esta tarea.

Como alternativa si ves que te cuesta seguir el entrenamiento puedes intentar buscar un compañero que te acompañe y de este modo os motivaréis de forma mutua.

0

No hay comentarios ¿Te animas?