Deporte para mayores

Los deportes que mejor te sientan y que además puedes practicar con tus nietos

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Sábado 18 de enero de 2020

3 minutos

Nadar o montar en bicicleta son actividades beneficiosas y saludables que podéis compartir

Deportes para practicar con tus nietos

La actividad física, practicada con regularidad, es una de las condiciones básicas para disfrutar de un envejecimiento activo, tal y como señala la Organización Mundial de la Salud (@OMS_es). Si además, hacer deporte implica compartir una experiencia, una afición o un rato divertido con tu nieto, el plan no puede resultar más apetecible.

Formando equipo

A la hora de hacer ejercicio con un niño, el adulto mayor debe tener en cuenta varios factores, principalmente las edades y las capacidades físicas de cada uno, para poder encontrar una actividad que resulte idónea y logre que ambos se sientan a gusto practicándola. Lo ideal es buscar una que combine el esfuerzo físico con la faceta más lúdica del deporte.

 Aquellas que implican trabajar juntos para lograr un objetivo común, como puede ser un partido de fútbol en el que se compita contra otro equipo, y las que suponen un pequeño desafío para los más pequeños son perfectas, al igual que las que consisten en hacer ejercicio disfrutando del aire libre, la naturaleza y algún que otro rayo de sol invernal. ¿Qué tal una ruta de senderismo que podáis completar los dos?

Si tu nieto es muy pequeño, el juego debe marcar vuestra particular apuesta deportiva. Las actividades con balón o con otros accesorios como cuerdas para saltar, aros para hacer una estupenda coreografía con el  “hula hoop”, pelotas tipo fitball. Estos son ideales para crear sencillas rutinas con las que no parar un segundo y quemar calorías.

Ejercicio y diversión haciendo deporte con tus nietos

Running, ciclismo y natación

Son solo tres ideas, pero si te fijas, en todos los casos se trata de actividades aeróbicas que pueden practicarse a distintos niveles, permitiendo siempre regular su intensidad y el grado de esfuerzo que implican.

Una caminata a buen ritmo es algo que podéis hacer juntos y, si no tienes problemas articulares que desaconsejen los deportes de alto impacto, también puedes animarte a retar a tu nieto a una pequeña carrera o a completar un improvisado circuito en un parque. ¿El pequeño está perezoso y lo del running no le apetece? Proponle un “pilla - pilla” y verás cómo tenéis un excelente entrenamiento en carrera entre risas.

Si habéis decidido pasar la tarde dando un agradable paseo en bicicleta, debes saber que el ciclismo puede ser un magnífico ejercicio para ambos. A nivel profesional y de competición es un deporte muy exigente, pero practicado de forma esporádica y a ritmo suave, proporciona excelentes beneficios a la salud, permitiendo controlar el esfuerzo realizado. Es excelente para movilizar los grandes grupos musculares, fortaleciendo especialmente la musculatura de las piernas y además, ayuda a incrementar el equilibrio y la coordinación. Como recuerda la Fundación Española del Corazón (@cuidarcorazon) contribuye a poner en marcha el órgano vital y nuestro sistema cardiovascular aunque, si sufres algún tipo de cardiopatía, siempre conviene consultar con el cardiólogo sobre su idoneidad.

La tercera propuesta para combinar ejercicio y diversión está en el agua, algo que probablemente encante a tu nieto en cualquier época del año. La natación es uno de los deportes más recomendables para las personas mayores porque la flotación y el menor impacto que se produce cuando hacemos ejercicio en la piscina favorece la propia movilidad, incrementado la agilidad y la flexibilidad mientras disminuye el riesgo de lesiones musculares o articulares.

Un niño pequeño disfruta como nadie en el agua y quizá pasar un par de tardes a la semana tú practicando la natación y él, quizá, recibiendo alguna clase puede ser un estupendo plan. Siempre finalizado el entrenamiento quedará un ratito para hacer algún juego antes de salir del agua. Si tu nieto ya es mayorcito, una sesión compartida de aquagym puede resultar de lo más divertida.

Abuelos y nietos hacen deporte en la piscina

Otras ideas para pasarlo bien haciendo ejercicio

Tal vez nunca te lo hayas planteado, pero hay un sinfín de actividades para que abuelos y nietos compartan juegos y deporte. Anímate a llevar al parque o la playa un disco volador y probad a lanzároslo. Ésta es una propuesta simple e ideal para ejercitar brazos, tronco y piernas. Si lleváis a vuestra mascota, seguro que también estará encantada de participar en vuestro particular duelo de lanzamientos.

Si estás en forma y tienes buen equilibrio, seguro que tu nieto está deseando salir con sus patines nuevos ¿Te atreves? Es un excelente ejercicio con el que trabajarás a fondo la musculatura de los glúteos, pero hacer un llamamiento a la precaución por el riesgo de caídas es necesario.

Si prefieres un ejercicio aeróbico eficaz a la hora de quemar calorías y mantenerte en forma, pero menos arriesgado que ir sobre ruedas, saltar a la comba sigue siendo un juego y un “quemagrasas” disponible en cualquier gimnasio.

0

No hay comentarios ¿Te animas?