Deporte para mayores

'Trotting', la forma más fácil para que los mayores empiecen a correr

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Jueves 19 de diciembre de 2019

3 minutos

Gracias a esta modalidad, estarás en forma, adelgazarás y mejorarás la salud de tu corazón

'Trotting', la forma más fácil con la que los mayores podrán empezar a correr

Nunca es tarde para empezar a correr. O a trotar como en este caso. A continuación os descubrimos una nueva modalidad deportiva con la que todos aquellos mayores de 65 años que quieran pueden empezar a correr para estar en forma. Y la manera más recomendada y fácil para hacerlo es apuntarse al trotting, la última moda para empezar a moverse a paso ligero

Todos a trotar

La base de esta técnica deportiva es saber trotar bien. Es decir, no es caminar deprisa ni tampoco lanzarnos a la carrera si nunca nos hemos calzado unas zapatillas deportivas. La diferencia entre trotar y correr no solo está en la velocidad que adquirimos con cada metro que vamos avanzando, sino en la intensidad que le demos a ese ejercicio ya que al correr se hace un mayor esfuerzo musculoesquelético.

Trotar es un buen hábito para las personas mayores ya que las mantiene en forma, ayuda a bajar esos kilos de más, mejora su salud cardíaca e incluso favorece su interacción social al poder practicarse en grupo. Y, una vez que se domine la técnica, será mucho más fácil convertirse en un auténtico runner.

Pero para ello debes saber que la zancada es clave en este caso. Es por eso que el mejor consejo es que no eleves las rodillas demasiado a la hora de trotar ya que no estarás haciendo el movimiento del trote correcto y te cansarás antes de tiempo por ese esfuerzo innecesario. Tampoco resulta recomendable que la zancada sea ni muy grande ni muy exagerada por el mismo motivo anterior. 

En lo que se refiere a los pies, cuidado con apoyarlos con brusquedad sobre el suelo ya que sería contraproducente. Si al chocar la planta del piel contra el asfalto o la tierra por donde estés trotando notas una molestia o incluso un sonido, es que algo falla. Lo ideal es "aterrizar" ligeramente con la parte del pie que se sitúa entre el talón y la parte anterior al comienzo de los dedos. 

'Trotting', la forma más fácil con la que los mayores podrán empezar a correr

Consejos que te serán de ayuda

Sin embargo, para practica el trotting de forma efectiva y segura, es importante que no olvides, además, estas premisas necesarias:

  • Elige el calzado adecuado y que tus pies necesitan: en este caso ten en cuenta que al trotar, tus pies van a soportar todo el peso de tu cuerpo en cada zancada, por eso lo mejor es elegir las zapatillas que mejor se ajusten a tu pisada y se agarren bien para que tu tobillo no sufra. 

'Trotting', la forma más fácil con la que los mayores podrán empezar a correr
  • El calentamiento previo es esencial, así como hacer estiramientos al final del ejercicio. Pero al principio es mejor hacer una serie de movimientos dinámicos para rotar los principales implicados en el trote: el tobillo, la rodilla, las piernas y la cadera. También debes prestar especial atención a la hora de calentar tu espalda para que no se resienta con esa ruta que vas a hacer. 
  • Empieza poco a poco hasta que domines la postura ideal para practicar el trotting: columna alineada (pero de forma natural), mirada recta, cabeza sin adelantarla con respecto al cuello y abdominales y glúteos contraídos
  • El trote debe ser progresivo para que tu capacidad pulmonar y cardíaca se vayan acostumbrando. Por eso puedes alternar el caminar a paso ligero con un poco de carrera suave y así sucesivamente. 

¿Te acuerdas de respirar correctamente?

A la hora de seguir una práctica deportiva no solo debemos fijarnos en un plano corporal, sino que ese ejercicio debe ir acompasado de una respiración adecuada. Algo que, además, resulta esencial cuando son las personas mayores las que están haciendo ese esfuerzo deportivo. En este caso y cuando el esfuerzo sea menor, se puede coger y soltar el aire por la nariz; aunque cuando esa intensidad sea mayor, lo mejor es hacerlo por la boca ya que de esta manera nuestro organismo y nuestros músculos reciben una mayor cantidad de oxígeno y de una forma más rápida. 

Eso sí, cuando ese aire entre por tu boca, es importante (en zonas frías o de humedad) protegerse bien para evitar que la garganta se resienta con esa entrada de aire frío procedente del exterior. 

Si haces una respiración correcta a la hora de correr o trotar, el cuerpo recibirá estos importantes beneficios:

  • Notarás cómo aumenta la elasticidad tanto de tus pulmones como de tu caja torácica. 
  • Experimentarás una mayor relajación tanto a nivel físico como mental. En este último caso ayuda el hecho de que el cerebro se oxigena de forma óptima y saludable. Además, esa oxigenación se traduce también en un aumento de la cantidad de sangre
  • Con una buena respiración cuando hacemos ejercicio también se influye en una mejora del sistema nervioso. 
  • Por si fuera poco, nuestra piel se torna más joven y saludable con esa acertada respiración. 
0

No hay comentarios ¿Te animas?