Deporte para mayores

Zumba, ¿estás preparado para este tipo de ejercicio?

Teresa Rey

Domingo 1 de diciembre de 2019

2 minutos

Este baile de origen colombiano combina pasos sencillos que ayudan a mejorar la flexibilidad

Zumba (Bigstock)

Si te gusta bailar seguro que has oído hablar de la zumba. Se trata de un baile de origen colombiano adaptado para que pueda practicarse en los gimnasios. De hecho, muchos de ellos incluyen esta clase dentro de sus actividades. La idea no es solo bailar y pasárselo bien, sino trabajar el cuerpo de una manera específica.

Objetivos

El objetivo de la zumba pasa por fortalecer por un lado, y por otro dotar de más flexibilidad al cuerpo. Desde el Vicerrectorado de Cultura, Deporte y Lenguas de la Universidad de Alicante explican que este baile ayuda en general a mejorar la condición física, la coordinación e incrementa la autoestima y la energía.

También es positivo para el estado de ánimo, pues supone una forma de desestresarse al ritmo de la música, además de socializar.

La música de la zumba puede variar, pero normalmente son ritmos latinoamericanos, como la salsa, el merengue, el reggaetón o la samba. Y según los expertos, para iniciarse no es necesario tener conocimientos previos de baile, simplemente hay que dejarse llevar. Además, se trata de pasos sencillos que son fáciles de seguir.

¿Qué partes del cuerpo se trabajan?

Con la zumba podemos fortalecer toda la parte inferior del cuerpo, es decir, abdominales, piernas y glúteos. Los brazos también se mueven por lo que se trabajan igualmente, comentan desde el Servicio de Educación Física y Deportes de la Universidad de Valencia.

Normalmente las clases se estructuran siguiendo una serie de intervalos y resistencias que ayudan a quemar calorías. En un principio, se comienza con movimientos suaves de calentamiento alrededor de unos 10 o 15 minutos. Después, durante una media hora se realizan los movimientos en base a unas coreografías que el instructor ha preparado previamente y que se van cambiando cada cierto tiempo. Por último, los últimos 10 o 5 minutos, se irá descendiendo el ritmo hasta recuperar la frecuencia cardiaca, es decir, se bajan las pulsaciones para volver a la normalidad.

¿Qué debes tener en cuenta?

Si quieres apuntarte a clases de zumba, infórmate si el centro deportivo tiene varios niveles para apuntarte al que más se adapte a tu condición física. También debes tener en cuenta que este tipo de baile se basa en un tipo de música específico, por lo que si no te gusta, tal vez sea mejor optar por otras alternativas. Y recuerda que si al principio te pierdes, es normal, pero siendo constante aprenderás los pasos y no tendrás ninguna dificultad para bailar zumba.

0

No hay comentarios ¿Te animas?