Salud

La dispepsia: cuidado al comer si no quieres sentir estas molestias en el abdomen

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Martes 28 de enero de 2020

2 minutos

Acidez, dolor en la parte alta del abdomen o incluso náuseas son algunos de sus síntomas

Dispepsia, una dolencia del abdomen

Tras una comida copiosa y abundante no son pocas las personas que experimentan síntomas conocidos como parte de una indigestión. Es la llamada dispepsia, que se manifiesta con un dolor en la parte alta del abdomen con una sensación de malestar, acidez, distensión abdominal o incluso náuseas. Una patología que es muy común ya que, como apuntan desde el Servicio de Salud del Gobierno de la Rioja, alrededor de un 40% de la población general ha padecido o padecerá dispepsia en algún momento de su vida. 

Mientras la eupepsia es el nombre que tiene una digestión normal, en la que se esos alimentos ingeridos se transforman en sustancias más sencillas para ser absorbidas, la dispepsia es la alteración de ese proceso fisiológico digestivo.

El origen tras una dispepsia

Una comida en exceso (junto con el alcohol, alimentos picantes o muy grasos) está detrás, en la mayoría de los casos, de esta dolencia que, sin embargo, también puede venir precedida por ciertos medicamentos que afecten a la mucosa gástrica o a episodios de estrés, ansiedad o depresión. Y es que, como muchas personas dicen de manera coloquial "los nervios se agarran al estómago".

Incluso se dan casos de pacientes que tienen una úlcera en el estómago causada por una bacteria que recibe el nombre de Helicobacter pylori. Así, para prevenir la dispepsia es importante seguir una serie de recomendaciones, especialmente tras las comidas:

  • Nada de hacer ejercicio tras la ingesta. Lo mejor es relajarse y descansar.
  • Date tiempo para comer: no lo hagas de forma vertiginosa y mastica bien cada bocado.
  • Si sufres de dolencias abdominales previas evita los productos demasiado grasos o picantes, así como abusar de la cafeína o el alcohol. 

Diagnóstico y tratamiento posterior

Una vez confirmadas las sospechas por parte de tu médico de que puede tratarse de un caso de dipsepsia, se te realizará una ecografía abdominal y una endoscopia gastrointestinal para detectar más lesiones internas; y se dan las pautas para el tratamiento más adecuado en cada caso. 

Así, en el caso de que la molestia sea producto de la bacteria antes mencionada, el especialista te recetará antibióticos para que esa causa desaparezca. Una pauta que se puede acompañar de otro tipo de medicamentos que reduzcan el ácido, así como una dieta específica baja en grasas y calorías y tomada en pequeñas cantidades. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?