Salud

Ejercicios para combatir la osteoporosis desde la comodidad de tu casa

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Lunes 3 de febrero de 2020

2 minutos

La osteoporosis es una enfermedad que se caracteriza por la disminución de la densidad ósea

Ejercicios para combatir la osteoporosis desde casa

Tal y como detalla la Fundación Española de Reumatología, “la osteoporosis es una enfermedad esquelética en la que se produce una disminución de la densidad de masa ósea. Así, los huesos se vuelven más porosos, aumenta el número y el tamaño de las cavidades o celdillas que existen en su interior, son más frágiles, resisten peor los golpes y se rompen con mayor facilidad”. Un problema que solo en nuestro país afecta a más de 3 millones de personas y que suele ser un proceso totalmente normal.

Eso sí, existen algunos factores que pueden desencadenar mucho antes la enfermedad como el consumo excesivo de alcohol, algunas dolencias inflamatorias, la falta de ejercicio físico o una carencia de vitamina D en el organismo. “Las mujeres tienen más frecuentemente osteoporosis por varios motivos: su pico de masa ósea suele ser inferior al del varón y con la menopausia se acelera la pérdida de hueso”, añade dicho organismo. Bajo esta premisa, ¿cómo puedes hacerle frente?

Ejercicios para aliviar la osteoporosis

En términos generales, el tratamiento contra la osteoporosis incluye unos hábitos de vida saludables, seguir una dieta equilibrada o abandonar el consumo de tabaco. Sin embargo, hacer diariamente ejercicios específicos también puede resultar de gran ayuda, sobre todo si los puedes ejecutar desde casa con más frecuencia.

Hombre levantando pesas
  • Ejercicios de resistencia. Con el objetivo de mejorar la fuerza muscular, puedes practicar algunos ejercicios de resistencia muy sencillos como, por ejemplo, elevar la pelvis mientras estás tumbado sobre una esterilla, alzar las piernas en la misma posición y hacer levantamiento de pesas o mancuernas. No obstante, a pesar de su facilidad, no debes ser excesivo y ejecutar los movimientos de manera correcta. Por eso, se suele recomendar el apoyo de un especialista.

  • Ejercicios posturales. En este caso, podrás ejercitar los músculos de la espalda y las articulaciones, así como mejorar tu postura. Un ejemplo de ejercicio postural consiste en colocarse de pie, inclinar el torso hacia delante, relajar los hombros y dejar caer los brazos hacia abajo. Después, debes levantarlos a ambos lados del cuerpo y hacia atrás, mientras retraes suavemente el mentón. Mantén esta posición durante unos segundos.

  • Ejercicios de equilibrio. Evitar las caídas es otro método para no empeorar la enfermedad, por ello resulta fundamental trabajar también el equilibrio. ¿Cómo? Sosteniendo una pierna hacia atrás e intentando mantener la estabilidad o dibujando una línea imaginaria y caminando sobre ella con las puntas de los pies, por ejemplo.
0

No hay comentarios ¿Te animas?