Salud

Entre el 47 y el 50% de fallecidos por Covid-19 en la primera oleada murieron en las residencias

65ymás

Sábado 5 de diciembre de 2020

6 minutos

Así se desprende del informe del Gobierno sobre el impacto del coronavirus en estos centros

Entre el 47 y el 50% de fallecidos por covid-19 en la primera oleada murieron en las residencias. Foto: Europa Press
65ymás

Sábado 5 de diciembre de 2020

6 minutos

Hace ya casi ocho meses, en el mes de abril, el presidente Pedro Sánchez anunció la elaboración de un informe para analizar el impacto del  coronavirus en las residencias de mayores. Se trata de un informe que acaba de presentarse a las comunidades autónomas y que analiza lo que se vivió en los centros geriátricos en la primera ola de la pandemia

Según ha desvelado la cadena SER, a lo largo de sus 115 páginas el Informe del grupo de trabajo covid-19 y residencias analiza lo que falló en estos centros, las conclusiones obtenidas y las medidas adoptadas e incluye anexos sobre la situación en cada una de las comunidades autónomas.

El Gobierno asegura que durante la primera oleada fallecieron por el coronavirus 20.268 personas mayores ingresadas en las residencias y que casi la mitad de ellos,  9.904, fallecieron con síntomas compatibles con la covid pero sin que se les pudiera hacer la prueba que lo confirmase, por lo que no figuran en la estadística oficial de fallecimientos por covid que publica a diario el Ministerio de Sanidad.

Una de las mayores tasas de mortalidad en la OCDE

¿Por qué el Gobierno no hace públicas las cifras de muertos y contagiados en residencias de mayores?

El informe también confirma que entre el 47 y el 50% del total de muertos por coronavirus en todo el país durante la primera ola de la pandemia eran personas mayores que vivían en residencias, un patrón que, según la SER, se podría estar repitiendo durante la segunda oleada en la que nos encontramos.

En el documento que ha gestado el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, se explica que en España existen unas 5.500 residencias que acogían, hasta la aparición de la pandemia, a 334.000 mayores de los que en aquellos primeros meses de la pandemia murieron el 6,1%, una de las cifras más altas de los países de la OCDE y por encima de la registrada en países como Reino Unido, Bélgica o Estados Unidos.

Según el seguimiento que mantiene a diario la SER, en esta segunda oleada han muerto alrededor de 6.500 ancianos, que si se suman a los 20.000 de la primera, eleva al 8% la población mayor que ha perdido la vida por la covid en los geriátricos.

Medidas para revertir la situación 

Ante esta situación, en el informe se hace especial hincapié en la necesidad de realizar pruebas periódicas, tanto a los residentes como a los trabajadores de esos centros. Además, recomienda aislar los brotes lo más rápidamente posible, articular centros de atención para sacar a los contagiados de las residencias, así como mejorar la ventilación y la desinfección de las zonas comunes de las mismas.

No obstante, se advierte también la necesidad de limitar el aislamiento de los mayores al tiempo estrictamente necesario para evitar, dentro de lo posible, los efectos negativos de la soledad no deseada que se produciría.

Así mismo, se invita a que se adopten las medidas necesarias para que sea mayor la seguridad durante las visitas a los residentes y mejorar las vías de comunicación entre las residencias y las familias de los mayores en ellas ingresados para facilitar la rápida circulación de información entre unos y otros.

Por lo que a cuidadores y trabajadores de las residencias se refiere, el informe del gobierno reclama apoyo psicológico para ellos al tiempo de que se les dote materiales de protección para realizar su trabajo y distintos protocolos de actuación.

Sobre el autor:

65ymás

… saber más sobre el autor