Salud

Esto es lo que pasa si tienes la costumbre de dejar el móvil en la mesilla de noche

David Vargas

Foto: Bigstock

Lunes 11 de enero de 2021

1 minuto

No se ha demostrado que las ondas electromagnéticas afecten a nuestra salud

Esto es lo que pasa si tienes la costumbre de tener el móvil en la mesilla
David Vargas

Foto: Bigstock

Lunes 11 de enero de 2021

1 minuto

Ir a dormir repasando las últimas notificaciones del móvil, levantarnos con él, estar en el trabajo y estar pendiente de si alguien nos dice cualquier cosa, es algo que la mayoría de nosotros hacemos. Y es que nuestro smartphone forma parte de nuestra vida, se ha convertido en algo imprescindible. Hemos llegado al punto de que, si no lo tenemos con nosotros, estamos intranquilos y sentimos que nos falta algo. Pero, además, con la crisis de la Covid-19 que estamos viviendo, el uso de dispositivos tecnológicos ha aumentado exponencialmente, junto con la necesidad de estar permanentemente conectados. Teletrabajo, videollamadas, clases online… El móvil y los dispositivos electrónicos son lo que caracteriza nuestro presente. No obstante, según un artículo publicado por la UOC, el uso del móvil antes de irnos a dormir puede afectar la calidad de nuestro sueño y también el funcionamiento de nuestro cerebro.

¿Qué efectos tiene en nuestra salud, y de qué manera altera nuestros hábitos, dormir con el teléfono en la mesita de noche? Básicamente, según explica Óptica Europa, la exposición a la luz azul que emiten los dispositivos móviles provoca que el cerebro se confunda y crea que es de día. Así pues, puede desarrollarse fatiga y estrés visual, y alterarse los ritmos circadianos, es decir, la relación entre el ciclo de sueño y la vigilia natural del ser humano. En este sentido, si sobrepasamos la exposición a la luz azul de los dispositivos tecnológicos, lo que provocamos es que se reduzca la melatonina, la hormona encargada de iniciar el proceso de sueño, provocando que nuestro organismo se desvele y no descanse.

Pero hay más: dormir con el móvil, revisarlo antes de acostarnos y, por lo tanto, estar expuestos a la luz azul no solo modifica los patrones de sueño y vigilia, sino que también puede conllevar enfermedades de mayor gravedad, como la degeneración macular y otras consecuencias a nivel fisiológico. Por ejemplo, la liberación de hormonas como la del crecimiento solo se produce de noche, por lo que también puede verse alterada. Por todo ello, lo recomendable para evitar la sobreexposición a la luz azul es programar el dispositivo móvil a una hora determinada para que se ponga en modo nocturno. Al tener una frecuencia lumínica distinta, no afecta tan drásticamente a nuestro organismo.

bigstock Smart Phone Charging With Usb  358638551

El móvil en modo avión antes de ir a dormir

El problema no está solo en revisar el móvil antes de ir a dormir, sino en tenerlo encendido toda la noche, ya que se corre el riesgo de que por una notificación de una app o algún mensaje de una red social nos despertemos. Además, también puede pasar que, de forma inconsciente, nuestro cerebro se mantenga todas las horas nocturnas en alerta y no descansemos profundamente.

Por otro lado, están las ondas electromagnéticas. ¿Hasta qué punto pueden afectar a nuestra salud? Según la OMS, no existe evidencia científica que determine que la exposición que recibimos a lo largo del día y también de la noche, tanto de los dispositivos móviles como de los routers WiFi, sea claramente nociva para nuestra salud, ya que estamos hablando de una exposición relativamente baja. No obstante, si se quiere disminuir, solo tenemos que alejar el teléfono o evitar mirar vídeos online de alta definición. Hay que tener en cuenta que la exposición derivada del uso de dispositivos móviles depende de factores como la distancia a la que se encuentre en relación con nuestro cuerpo y la función para la que se utiliza el smartphone.

0

No hay comentarios ¿Te animas?