Salud

El exceso de sal puede causar demencia, según un nuevo estudio

65ymás

Viernes 25 de octubre de 2019

2 minutos

Puede conducir a la acumulación de una proteína asociada con afecciones que causan demencia

La sal favorece la retención de líquidos (bigstock)

Un nuevo estudio publicado en la revista Nature ha identificado un vínculo causal entre la ingesta de sal y la función cognitiva en ratones. El trabajo revela cómo alimentar a los ratones con una dieta extremadamente rica en sal puede conducir a la acumulación de tau modificada, una proteína asociada con afecciones que causan demencia, como el alzhéimer.

El consumo excesivo de sal se ha relacionado con el deterioro cognitivo y se sabe que es un factor de riesgo para la demencia. Sin embargo, los mecanismos precisos que subyacen a esta asociación no están claros, aunque se cree que la disfunción vascular y la agregación de proteínas tau en las neuronas tienen un papel en el desarrollo del deterioro cognitivo.

Ahora, el equipo de Costantino Iadecola, de la Escuela de Medicina Cornell de Nueva York (EEUU) ha encontrado la respuesta al identificar una cascada de señalización que culmina en mayores niveles de tau fosforilada. En su estudio los investigadores vieron que los ratones que había sido alimentados con una dieta rica en sal (8–16 veces más elevada que una dieta normal para ratones) estaban menos capacitados para reconocer nuevos objetos y tuvieron problemas con una prueba de laberinto.

Ratones

Normalmente, esta molécula intracelular tau estabiliza el esqueleto celular en las neuronas. Sin embargo, cuando el esqueleto se reorganiza, esta proteína se congrega en nudos neurofibrilares y provoca el mal funcionamiento de la neurona y, en algunos casos, su muerte. Los autores de la investigación estudiaron las pruebas cerebrales de los roedores y concluyeron que la cantidad de la proteína tau en su corteza cerebral y el hipocampo se duplicó. No obstante, la concentración total de estas proteínas no cambió.

No obstante, los investigadores no encontraron nudos neurofibrilares ni rastros de neurodegeneración o acumulaciones de otra proteína vinculada con la enfermedad de alzhéimer, el beta amiloide.

3 grandes e inquietantes novelas que tienen la demencia como protagonista

Después de tres meses de ingesta excesiva de sal, los ratones tuvieron dificultades para reconocer nuevos objetos y sufrieron problemas de orientación. Entonces, los investigadores optaron por alimentar a los roedores con el aminoácido L-arginina -un precursor del óxido nítrico-, algo que les ayudó a prevenir la demencia en los animales.

Los científicos explicaron que fue la reducción de la síntesis del óxido nítrico por el consumo excesivo de sal la razón principal del deterioro cognitivo. Evitar las dietas ricas en sal podría ayudar a prevenir el deterioro cognitivo en personas mayores, concluyeron los autores del estudio.

0

No hay comentarios ¿Te animas?