Salud

FOAM, sobre las residencias de mayores: "La gestión de la Junta de Andalucía está siendo nefasta"

Antonio Castillejo

Sábado 14 de noviembre de 2020

7 minutos

"Han muerto 1.055 personas mayores en lo residencias de Andalucía y la Junta no dice nada"

FOAM, sobre las residencias de mayores: "La gestión de la Junta de Andalucía está siendo nefasta"
Antonio Castillejo

Sábado 14 de noviembre de 2020

7 minutos

La Federación de Organizaciones Andaluzas de Mayores (FOAM) se define como una "ONG independiente y abierta, creada por y para los mayores andaluces que surgió con un carácter reivindicativo y luchador para velar por los derechos e intereses de las personas mayores andaluzas" y que actualmente está formada por más de 480 asociaciones y representa a 350.000 socios en toda Andalucía. Hablamos con su presidente, Martín Durán, sobre la situación que se está viviendo en las residencias de esa Comunidad Autónoma durante la pandemia de covid-19​.

PREGUNTA: FOAM ha animado a la sociedad a alzar la voz y decir "Basta ya" a lo que está pasando en las residencias. ¿Por qué? ¿Qué ha sucedido?

RESPUESTA: Lo que está sucediendo es que los contagios en las residencias van cada vez a más y el número de fallecimientos también. Si no se pone remedio nosotros creemos que todas las residencias de mayores de Andalucía terminarán contagiándose. Todas.

P.: ¿Cómo califican la gestión de la Consejería de Salud?

R.: Ha sido nefasta. Lo ha sido desde el principio de la pandemia. Nosotros no somos especialistas, pero los hay, y desde que todo esto empezó, un virólogo italiano, Sergio Romagnani, que ha sacado al Véneto del tremendo contagio que acaba de sufrir, dijo en una entrevista cuando le preguntaron por el tema de las residencias que la única solución que había, si no querían que la gente se muriese allí sin remedio, era sacar y evacuar a los contagiados fuera de las residencias, y llevarlos a hospitales. Y que si esto no se hacía, se terminarían contagiando todas las residencias. Eso no se ha hecho.

P.: ¿Por qué dieron crédito a la opinión del doctor Romagnani?

R.: Estuvimos investigando sobre él y comprobamos que este tenía la suficiente autoridad como para tener en cuenta lo que decía. De hecho, este verano se ha hecho en Estados Unidos un estudio, publicado en una importante revista científica, con las tesis de este señor y que le da toda la razón. En una residencia con un 50% de contagios sacaron a los contagiados y los llevaron al hospital. En 17 días la residencia estaba libre de contagios, no había ni un solo contagiado, ni residente ni trabajador. También constataron que mientras los mayores permanecían en las residencias la tasa de letalidad era de un 21%, pero la de los ingresados en hospitales bajó a un 13%. Se trata de n estudio que daba la razón a las palabras del virólogo italiano al principio de la pandemia. Entonces, nosotros analizamos  lo que estaba sucediendo aquí, en Andalucía, y era todo lo contrario de lo que recomendaba Romagnani. En las residencias se mantenía a los contagiados junto con los sanos. Aislados, bien es verdad, pero dentro de la propia residencia. Nos pusimos en contacto con la Consejería de Salud pero no tuvimos respuesta.

P.: ¿Cuáles son las cifras que manejan con respecto al número de mayores que mueren cada día en las residencias de Andalucía?

R.: Hoy es de 8,94 fallecimientos diarios. 1.055 es el número total de defunciones en residencias andaluzas. En la primera ola desde mediados de marzo hasta el 31 de agosto, en cinco meses y medio, habían fallecidos 566 mayores en residencias. En esta segunda en tan solo 2 meses y medio han fallecido 489 personas. Y aún esta por llegar lo peor diciembre,enero incluso febrero. Y la Consejería de Salud no dice nada. Nosotros hemos escrito al presidente andaluz, primero le explicamos lo que dijo Sergio Romagnani y después le enviamos el estudio elaborado en Estados Unidos junto con otros dos elaborados por nosotros en dos residencias andaluzas, una en Sevilla y otra en Jaén. Las dos comenzaron con contagios de coronavirus a principios  de octubre. Una la medicalizaron el día 8 y la otra el día 15. A finales de octubre, a pesar de la medicalización, en las dos habían continuado subiendo tanto los contagios como los fallecimientos. Todo lo contrario de lo que se demuestra en el estudio de Estados Unidos. Porque cuando nosotros iniciamos el estudio en estas dos residencias, acababan de contagiarse, en una había tres contagios y en la otra había tan solo dos. Es decir, en ningún caso el punto de partida era del 50% de contagios como ocurría en la residencia estudiada en Estados Unidos y los resultados no tienen absolutamente nada que ver. Estos datos también se los facilitamos a la Junta de Andalucía, pero jamás obtuvimos respuesta.

P.: La tasa de letalidad en Andalucía es del 1,65%...

R.: En las residencias es del 19,45%. Lo de las muertes en las residencias es ya algo escandaloso. Es más, lo que nos lleva a la desesperación es que el día 1 de octubre habían fallecido en Andalucía 641 personas y el día 1 de noviembre los fallecidos eran ya 945. Es decir, hay 304 fallecidos en un mes. Ahora mismo hay, en toda la comunidad,1.055 personas que han perdido la vida en sus residencias desde que comenzó la pandemia.

P.: ¿Consideran adecuado que se hagan pruebas PCR tanto a los residentes como a los trabajadores de las residencias? 

R.: Exactamente. Sí, eso también ha pasado. Le puedo contar un caso con todo lujo de detalles. El día 31 de octubre un trabajador que se tenía que incorporar al turno de noche llama a la residencia a las 18:00 horas de la tarde y dice que se encuentra mal y que tiene síntomas compatibles con coronavirus. Inmediatamente en la residencia le dicen que no vaya, claro. Que se quede en su casa, que vaya al médico y que se haga las pruebas. Y que no vuelva hasta que no sepa el resultado. Llaman también a lo que denominan ahora la enfermera de gestión de casos para poner en su conocimiento el hecho. Desde la dirección de la residencia les solicitan que vayan y hagan pruebas a quien ha tenido contacto con este trabajador. Un día después, ya el día 1, nadie va a la residencia, de modo que la directora llama de nuevo y le confirman que ese mismo día, por la tarde, va a acudir un inspector. La directora confirma que comienzan a tener residentes que están un poco raros, con síntomas. Advierte que son tres los casos y que, de momento, les han aislado, pero insiste en que deberían acudir para hacer test. Por la tarde se persona el inspector,  le explican la situación, ve a las tres personas y confirma que al día siguiente, el día 2, acudirán para hacer los test, pero aclara que esos test no se van a hacer de forma generalizada, sino solo a los trabajadores y los residentes que hayan tenido contacto estrecho con el trabajador que está de baja. La directora manifiesta su desacuerdo con eso, porque considera que los test deben hacerse a todo el mundo, pero nadie le hace caso. Esa misma noche, a los tres residentes con síntomas se los tienen que llevar al hospital porque su estado empeora. Ya es día 2. Se presenta en la residencia la enfermera gestora de casos y confirma que no va a hacer test a todas las personas, trabajadores y residentes. Pero claro, comienzan a hacer test de antígenos y comienzan a salir positivos. Con esto, por fin la enfermera gestora de casos comienza a considerar conveniente realizar test a todas las personas de la residencia, trabajadores y residentes. A los trabajadores que habían estado en contacto más estrecho con el compañero que estaba de baja, se les realizaron test PCR, pero sin embargo siguieron trabajando normalmente en la residencia hasta que tuvieron los resultados y vieron que, en efecto, entre ellos había positivos eran positivos. 

P.: ¿Conocen bien el caso, lo tienen documentado?

R.: Conocemos perfectamente el caso porque, desgraciadamente, es una residencia que gestionamos nosotros y por eso estamos tan bien informados. No me han contado ninguna bola, lo hemos vivido en primera persona y tenemos toda la información. Se trata de la residencia FOAM Santiponce, a cuatro o cinco kilómetros de Sevilla, un pueblo dormitorio.

P.: Ante esta situación, ¿qué le diría al consejero de Sanidad si pudiera hablar con él?

R.: Debo responderle con lo penúltimo de este señor, Jesús Aguirre Muñoz. Como nosotros (480 asociaciones y 350.000 personas asociadas entre las que hay de todo, sin que tenga nada que ver el color político de cada cual) estamos denunciando esta situación y no se nos responde,  el PSOE nos dijo que si queríamos que dijesen en la sesión de control al gobierno lo que denunciábamos y, por supuesto, les dijimos que sí. Hicimos una carta y la leyeron en el Parlamento. Se trataba de una pregunta para el Consejero de Salud y después de escuchar las historias que el señor Aguirre contó allí, la verdad es que no sé si estábamos hablando de la misma comunidad autónoma. Pero además, al terminar su intervención, ese señor que tanto se ufanaba de los resultados de Andalucía, cuando son los que son porque los datos que manejamos son los que publican ellos, suelta aquello de "busque, compare y si encuentra algo mejor cómprelo", como el famoso anuncio del jabón Colón, en una situación como la que estamos viviendo, con más de 950 fallecidos dentro de las residencias, más de 2.000 residentes contagiados, más de 1.000 trabajadores contagiados... ¿Cómo se puede permitir hacer esa broma?

P.: Entonces... ¿Cuál es la valoración que hacen desde FOAM de la gestión por parte de la Junta de Andalucía de las residencias de mayores durante esta segunda ola?

R.: La actuación de la Junta durante esta segunda ola está siendo muy negativa. No hay más que ver la cantidad de fallecidos que hay y que cada día se están contagiando más residencias. Los protocolos que han adoptado no son los adecuados. Además de no evacuar a los contagiados, que es gravísimo, no puedes, desde el momento que tienes conocimiento de un brote en una residencia, tardar dos días en hacer los test. Los test hay que empezarlos el mismo día en que se conoce el brote. Como tampoco se puede acabar con los test en una residencia cinco días después de detectarse el primer brote. Eso es una negligencia muy grande. Otra cosa que la Junta hace mal es que llegan a una residencia para prevenir la aparición de nuevos brotes y hacen test de antígenos a todos los trabajadores y después hacen un cribado entre el 20% de los residentes. Un test de antígenos no es el más adecuado porque con él, a menos que tenga síntomas o lleve un par de días contagiado, te va a dar negativo, nunca positivo. Por tanto, lo más adecuado para las residencias son las pruebas PCR, que no se pueden tener el mismo día pero sí al día siguiente y con una garantía de fiabilidad mucho más grande. Otro tema es el de por qué se le hace el test solo al 20% de los residentes, deberían hacérselo al 100% de residentes y trabajadores.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?