Salud

Indignación ante los criterios de edad de los protocolos de la Comunidad de Madrid durante el Covid

Marta Jurado

Foto: Europa Press

Miércoles 10 de junio de 2020

3 minutos

El Defensor del Paciente eleva a Fiscalía y Supremo quejas por negar hospitalización de los mayores

Indignación ante los criterios de edad de los protocolos...

Sindicatos, asociaciones de pacientes y geriatras coinciden en que todo apunta a que el trato que se ha dado a los enfermos mayores de 80 años durante la pandemia ha sido discriminatorio. El último documento en señalar esta presunta conducta ha sido un protocolo  de la Comunidad de Madrid dirigido a los profesionales de Atención Primaria de 23 de marzo en el que se recomendaba "valorar la permanencia en domicilio" de los pacientes graves con COVID-19 mayores de 80 años en lugar de trasladarlos al hospital, publicado por el diario El País.

Un texto, que pese a ser posteriormente modificado, ha merecido la atención del Defensor del Paciente (@AsociacionElDe2) quien ha elevado a la Fiscalía y al Tribunal Supremo la investigación del caso por presunto "homicidio imprudente y denegación de auxilio de los ancianos fallecidos solos en sus domicilios" a los responsables de Sanidad de la Consejería y la presidenta Isabel Díaz Ayuso. "Son delitos", asegura su presidenta Carmen Flores, quien asegura que es intolerable que se haya dejado morir a los mayores solo por criterios de edad.

"Me parece vergonzoso que se haya dejado de tratar a personas, mientras había recursos en la sanidad privada disponibles", apunta Flores, quien lamenta los más de 60 mayores solos fallecidos en domicilios durante el confinamiento en la Comunidad de Madrid, según datos de la UME. "Ha sido una masacre, que se une al drama que ha ocurrido en las residencias y cuyos familiares no dejan de remitirnos denuncias sobre sus casos particulares". Así, afirma que en sus 23 años al frente de la organización no ha visto "nada igual".

Medidas discriminatorias e inhumanas

Desde el sindicato Comisiones Obreras (@CCOO) consideran que "ya hay suficientes datos, y no solo indicios, para entender que se han tomado medidas segregadoras, discriminatorias e inhumanas contra los mayores", afirma su secretario general en Madrid, Jaime Cedrún. "Es ya momento de abrir una investigación en profundidad, no solo sobre los traslados desde residencias sino también sobre las más de 800 muertes que se han producido en los domicilios dentro de la Comunidad". 

Así, desde el sindicato estiman que han sido procedimientos generalizados, que ya cuentan con varias denuncias de familiares, fundamentalmente de los casos sucedidos en las residencias. A este respecto, ha generado también polémica los correos entre el consejero de Políticas Sociales en la Comunidad de Madrid, Alberto Reyero (Ciudadanos) y el responsable de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero (PP) del 22 de marzo alertando de la situación "indigna" en la que estaban falleciendo muchos mayores.

Necesidad de tener en cuenta más criterios

Por su parte geriatra jubilado y presidente de la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (@CEOMA_ong), Juan Manuel Gómez, considera que estos casos se tratan de ejemplos de edadismo o discriminación por edad "que claman al cielo", y señala la falta de especialistas en la vejez dentro de los sistemas sanitarios. "Los gerontólogos llevamos décadas diciendo que para evaluar la situación clínica de cada paciente es necesario fijarse en criterios más allá que la edad biológica de los mayores".

"Hoy en día una persona de 75 años puede estar mejor que una de 60, dependiendo del estado de cada indidividuo", y hace un llamamiento que se empiecen a incorporar criterios de atención sociosanitaria integral y adaptada a las necesidades individuales de los mayores tanto los que viven en residencias como en sus domicilios. Para ello, sostiene, es básico reforzar la Atención Primaria, que va a ser clave en esta fase de desescalada.

La postura de la Comunidad

Mientras tanto, desde la Consejería de Sanidad defienden que no se negó la asistencia a los mayores durante el pico de la pandemia y que un total de 34.231 pacientes seguidos en Atención Primaria fueron hospitalizados. De ellos un tercio tenían entre 80 y 89 años, según publican el diario El País, quienes aseguran que fuentes de Sanidad afirmaron que los protocolos preveían también la valoración clínica e individualizada del paciente.

La misma línea defienden desde la Sociedad Española de Pediatría y Gerontología (@seggeriatria) quienes entienden que los protocolos se elaboraron con la intención de poder tomar decisiones rápidas con un mínimo de criterios homogéneos para agilizar los procedimientos. Su presidente, José Augusto García Navarro ha sorprendido al defender que según sus informaciones, "no se ha negado el ingreso hospitalario a los ancianos de la Comunidad de Madrid". Aún así, Defensor del Paciente y los sindicatos aseguran contar con denuncias de familiares, sobre todo de residencias, que prueban la presunta "omisión de auxilio".

3
felipe Hace 1 mes
Porque se ceban exclusivamente con la Comunidad de Madrid y no tienen en cuenta que los primeros y repetidos protocolos sobre la no salida de las residencias de Mayores partieron del gobierno y que a partir del 19 de Marzo el responsable como mando único de lo que paso en las residencias era el Vicepresidente Pablo Iglesias. Creo que a todos hay que repartirle lo que le corresponde.
Encar jurado Hace 1 mes
¡Bravo! Los medios de comunicacion sois el altavoz y la palanca de transmisión, no solo para difundir, sino para ayudar a destapar tanta discriminación.
Paulino González Fernández Hace 1 mes
Esa medida del TRIAJE, como se ha demostrado en esta SITUACION DE PANDEMIA, es una practica NAZI. Así de claro. Cierto que la PANDEMIA ha superado todas las previsiones y a todos los Gobiewrno, pero por eso hay que tomar a partir de ahora las MEDIDAS OPORTUNAS para, al menos, paliarlo. ¿ Vdes se dan cuenta de lo que hubier sucedido si en lugar deser los MAYORES, los que han MUERTO COMO CHINCHES, hubieran sido los NIÑOS/as DE 1 A 15 AÑOS. ? ¿ SE IMAGINAN LA ESCENA ? Por favor.