Medicina general

Más del 50% de los hombres mayores de 50 años ronca: ¿existe tratamiento para la roncopatía?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Miércoles 18 de diciembre de 2019

4 minutos

Los ronquidos son la primera señal de alerta ante la probabilidad de sufrir apnea del sueño

Más del 50% de los hombres mayores de 50 años ronca

Se estima que un 20% de la población ronca y este porcentaje aumenta hasta el 50% el caso de los varones que superan los 50 años, especialmente en personas que presentan obesidad o sobrepeso, según explica la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuellos (@SEORLCCC).

Es la vibración que se produce en los tejidos blandos de la zona posterior del paladar y en la úvula o campañilla al paso del aire mientras dormimos, lo que provoca el ronquido. La vibración puede ser más o menos intensa y deberse a causas diversas.

ronquidos

¿Qué hace que roquemos y qué riesgos implica la roncopatía?

Además del sobrepeso, otros factores externos que pueden desencadenar o incrementar la frecuencia e intensidad de los ronquidos son el consumo de alcohol y el tabaco. Algunos medicamentos utilizados para tratar problemas de insomnio, que favorecen la relajación muscular (también del área de la laringe) pueden incrementar la presencia de los molestos ronquidos, al igual que distintos antihistamínicos que combaten las alergias.

A veces, son causas físicas, derivadas de la propia anatomía, las que desencadenan la roncopatía. Anomalías en el tabique nasal, pólipos nasales o en el área de la garganta, amígdalas de anormal tamaño… pueden provocar los ronquidos nocturnos. Conocer su origen es importante, porque además de todas las posibles causas descritas, los ronquidos también pueden deberse una obstrucción en las vías respiratorias. En este caso, suelen ir acompañados de episodios en los que la respiración se ve interrumpida por unos segundos mientras dormimos. Es lo que se conoce como apnea del sueño, una enfermedad cuya prevalencia aumenta a medida que sumamos años y que implica que, en ese periodo de tiempo, no llege el suficiente oxígeno a los pulmones, algo que hace que hace que el nivel de oxígeno en sangre descienda. Las consecuencias de la apnea obstructiva del sueño en personas mayores pueden traducirse en síntomas de distinta severidad, desde somnolencia diurna, debida a un mal descanso, hasta cefaleas, irritabilidad o complicaciones y mayor riesgo si se padece alguna cardiopatía.

ronquidos

Ronquidos, algo más que una molestia

La persona que ronca no descansa tan bien como parece y además del problema que puede suponer para quien duerme a su lado, hay que insistir en que los ronquidos son, en muchos casos, señal inequívoca de apnea del sueño, una enfermedad que hay que tratar porque supone una obstrucción de las vías aéreas superiores que dificulta el paso del aire con consecuencias directas para la salud. En concreto, el doctor Adrián Revello, cardiólogo del Hospital San Juan de Dios del Aljarafe, en Sevilla, miembro de la Sociedad Española de Cardiología (@sercardiologia), recuerda los estudios existentes que señalan la relación de la apnea con el aumento de la hipertensión arterial y con el incremento del riesgo de padecer otras enfermedades cardiovasculares como la cardiopatía isquémica, las arritmias o los accidentes cerebrovasculares.

Por otra parte, cada vez son más las investigaciones que apuntan a que esa interrupción en el normal suministro de oxígeno durante el sueño afecta también a las células cerebrales, relacionando los ronquidos y la apnea con una mayor probabilidad de sufrir deterioro en las funciones cognitivas.

ronquidos

Tratamientos eficaces frente a la roncopatía y la apnea

Una exploración que determine la existencia de alguna anomalía morfológica o la presencia de una enfermedad “física” que pueda explicar los ronquidos persistentes e intensos y un estudio del sueño, que aporte información sobre la interrupción del suministro de oxígeno durante la noche, son pruebas y medidas fundamentales a la hora de diagnosticar la roncopatia y la posibilidad de sufrir apnea obstructiva del sueño.

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (@SeparRespira) indica que menos del 10% de las personas que sufren apnea del sueño son diagnosticadas y convenientemente tratadas.

Darle la debida importancia a los ronquidos y a la interrupción de la respiración durante el sueño en las personas mayores, puede evitar complicaciones en enfermedades de gran prevalencia, desde distintas cardiopatías hasta dolencias relacionadas con el deterioro cognitivo como el alzhéimer.

Existen distintos tratamientos efectivos que pueden mejorar, de forma notable, el descanso y la calidad de vida de las personas que padecen este tipo de dolencias, previniendo, además, futuras complicaciones de salud. Como explica la Asociación Española del Sueño (Asenarco) las férulas o dispositivos de avance mandibular (DAM) pueden ser una solución. Están indicadas en casos de apnea leve o moderada y su funcionamiento es sencillo. Se trata de un pequeño aparato que el paciente introduce en su boca antes de dormir. Con él se logra adelantar la mandíbula unos milímetros, sin causar molestia, para ganar tono muscular en la zona y conseguir el objetivo de despejar la vía respiratoria superior.

En los casos severos, también puede ser necesario dormir con una mascarilla conectada a una máquina de presión positiva (CPAP) que permite regular la respiración para mantener, en los niveles correctos, el oxígeno que requiere el organismo durante el descanso nocturno.

Por último, existen distintos tratamientos quirúrgicos que dan solución al problema de los ronquidos en un 85% de las situaciones. Una resección parcial de los tejidos blandos del paladar o una reducción de su volumen mediante técnicas de radiofrecuencia son las dos intervenciones más practicadas cuando los ronquidos y la apnea afectan seriamente a la salud y a la calidad de vida.

0

No hay comentarios ¿Te animas?