Medicina general

Sarcoidosis: ¿qué es esta extraña enfermedad cuyas causas se desconocen?

Mariola Báez

Foto: Bigstockphoto

Lunes 29 de julio de 2019

2 minutos

Se trata de una patología de carácter inmunológico que puede afectar a cualquier órgano

Sarcoidosis

Multisistémica, inmunológica y de origen desconocido. Son tres de las características que destaca la Asociación Nacional de Enfermos de Sarcoidosis (ANES) sobre esta enfermedad, también llamada linfoglanulomatosis benigna, Enfermedad de Besnier o de Boeck. Sin embargo, lo más desconcertante de ella es que puede tener múltiples manifestaciones y también evolucionar con pronósticos muy diferentes. De hecho, la propia ANES afirma que es realmente difícil encontrar dos casos exactamente iguales.

Como otras enfermedades autoinmunes, la sarcoidosis se desencadena por una reacción anómala y desproporcionada de las defensas, que atacan los tejidos sanos sin que exista motivo para ello. Esto se traduce en la formación de una serie de granulomas específicos (grupo de células que se forman para combatir una posible sustancia dañina presente en el organismo) que no tienen sentido, porque realmente no hay ningún agente externo que esté causando daño alguno. Esos granulomas (no caseificantes) pueden evolucionar de maneras diversas, desde desaparecer de forma espontánea, hasta dañar gravemente los tejidos y los órganos donde se encuentra.

sarcoidosis

¿Qué síntomas presenta esta enfermedad?

Son muchas las cuestiones que médicos e investigadores se plantean frente a esta rara patología, que puede afectar a personas de cualquier edad, aunque la mayor incidencia se presenta en adultos jóvenes, en un porcentaje que en España oscina entre 1 y 4 personas por cada 100.000 habitantes.

La sarcoidosis puede permanecer latente durante años y comenzar a manifestarse confundiendo sus síntomas con los de otras enfermedades, según el órgano que se vea afectado. Las manifestaciones generales suelen ser cansancio, fiebre y pérdida de peso inexplicable. En cuanto a los órganos en los que insiste, el más afectado suele ser el pulmón, por lo que la dificultad respiratoria puede ser también un indicio de la enfermedad. La inflamación de los ganglios linfáticos y las afecciones dérmicas, especialmente la presencia de nódulos subcutáneos en las extremidades, pueden indicar sarcoidosis.

La Sociedad Española de Reumatología (@SEReumatologia) señala que en un 20% de los casos la piel se ve afectada y en otro 20% son los ojos los que sufren las consecuencias de los granulomas. Respecto a la incidencia de la sarcoidosis en las articulaciones, dicho organismo explica que las más perjudicadas suelen ser las del tobillo, aunque también puede manifestarse en las muñecas, los hombros y las rodillas.

En cuanto a los tratamientos, hay que insistir en que esta enfermedad no tiene cura, pero en un número importante de casos (70%) remite sola. Cuando esto no ocurre, los fármacos actuales permiten a los pacientes tener una buena calidad de vida. Las investigaciones para averiguar qué causa esta extraña patología continúan y, actualmente, se centran tanto en el campo de la genética, como en el estudio de factores ambientales que puedan tener algo que ver en su aparición y desarrollo.

0

No hay comentarios ¿Te animas?