Medicina preventiva

¿Cómo se puede sufrir una rotura de tímpano y qué hay que hacer al respecto?

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Miércoles 15 de enero de 2020

1 minuto

Esta dolencia puede dare por diversas causas, de modo que es recomendable tomar precauciones

¿Cómo se puede sufrir una rotura de tímpano?
Carlos Losada

Foto: Bigstock

Miércoles 15 de enero de 2020

1 minuto

Dolor de oído, pérdida de audición, zumbidos, sensación de mareo, secreción transparente con pus o sangre e incluso náuseas o vómitos por la posibilidad de sentir vértigo son los síntomas que una persona puede tener cuando ha sufrido una rotura en el tímpano de su oído. Esta dolencia suele producirse cuando se experimenta una gran diferencia de presión entre las partes externa e interna del oído, y esto puede suceder por diversas razones, menos extrañas de lo que pensamos.

¿Por qué se puede romper el tímpano?

Las causas de esta rotura son variadas, aunque todas coinciden en el hecho antes referido: el cambio de presión accidental. Según la Clínica Mayo, entre ellas podemos encontrar las siguientes:

  • Barotraumatismo. “El barotraumatismo es la fuerza que se ejerce en el tímpano cuando existe un desequilibrio entre la presión del aire en el oído medio y la presión del aire del ambiente. Si la presión es elevada, el tímpano puede romperse. A menudo, el barotraumatismo resulta de los cambios de la presión del aire relacionados con los viajes en avión”, explican en esta clínica. Este traumatismo se puede producir, por ejemplo, cuando se bucea o cuando salta el airbag de protección que hay en los coches.
  • Las explosiones o ruidos excesivamente fuertes también pueden causar un desgarro en el tímpano, ya que crean una onda sonora capaz de herir esta membrana.
  • La acción de objetos ajenos al oído es otra de las causas que pueden romper el tímpano, es decir, cualquier elemento que se introduzca por el orificio más de lo conveniente y con una fuerte presión. Un buen ejemplo de ellos son los bastoncillos cuando no se emplean con cuidado o la utilización de alguna horquilla para eliminar la cera que se acumula.
Por qué no hay que usar bastoncillos para limpiarse los oídos
  • Cuando el oído medio se ve afectado por una infección puede surgir una retención de líquidos que no hacen sino presionar el tímpano llegando a perforarlo.

Cabe señalar que la rotura no solo conlleva los síntomas antes citados, sino que además provoca que el oído medio se muestre más vulnerable a otras lesiones o incluso a infecciones.

¿Cómo se trata esta rotura?

Lo más habitual es que el tímpano termine curándose sin tratamiento alguno después de unas semanas. Sin embargo, existe la posibilidad de que los síntomas anteriormente referidos aparezcan durante el proceso de sanación, lo que implicará que se deba llevar a cabo otro tratamiento.

Para determinar el daño exacto, el profesional médico habrá de examinar con un otoscopio la rotura del tímpano. Además, podrá optar por practicar una audiometría con el objetivo de medir cuál es la pérdida auditiva que está experimentando el paciente.

Revisión de oído para descartar una enfermedad

Hay que tener en cuenta que una rotura de tímpano también puede desembocar en otros males que se han de tener muy en cuenta, a saber:

  • El oído perderá audición temporalmente. Claro está, si la rotura es grande, la pérdida será mayor.
  • Como hemos apuntado, mientras el tímpano permanezca perforado habrá una vía de entrada para bacterias y otros agentes que pueden provocar infecciones en el oído medio.
  • La cera suele empujar cualquier resto que se almacene en el oído hacia el exterior, pero si el tímpano está roto, esos restos pueden permanecer en el oído medio hasta formar un quiste o colesteatoma.

¿Qué habrá que hacer en estos casos?

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, es posible tomar algunas medidas de cara a mejorar el dolor que se experimenta, tales como ponerse compresas calientes que ayuden a aliviar los síntomas más molestos o utilizar anlagésicos comunes como el paracetamol o el ibuprofeno, siempre bajo indicación médica.

Aparte de estas medidas, el paciente debe preocuparse por la higiene del oído y que esté limpio en todo momento, evitando cualquier tipo de suciedad que provoque alguna infección. Algunos ejemplos que apuntan desde este organismo norteamericano son colocar “bolitas de algodón en el oído cuando se toma una ducha o se aplica champú para evitar que el agua penetre en este órgano”, así como “evitar nadar o meter la cabeza bajo el agua”.

Protege tus oídos ante la llegada del frío

Asimismo, en caso de que surja una infección, el especialista médico podrá recetar algún antibiótico que la elimine y mejore el estado del paciente.

Si el problema es más grave…

También puede ocurrir que la reparación del tímpano implique algún tipo de intervención: por un lado se puede realizar una timpanoplastia, consistente en poner un parche de tejido en la parte rota; y por otro lado se puede aplicar un gel o un papel especial en un procedimiento llamado miringoplastia.

Prevenir problemas en el tímpano

No obstante, el mejor modo para evitar cualquier problema de este tipo es prevenir la rotura del tímpano. Para ello, hay algunos consejos y buenas prácticas que seguir:

  • Proteger los oídos cuando se vuela en avión, especialmente si se tiene alguna infección nasal o un simple resfriado. Los tapones de compensación son una buena opción.
  • No utilizar objetos extraños para eliminar el cerumen.
  • Si se sabe que se van a producir sonidos muy fuertes por cualquier causa, protegerse con tapones que los eviten.
  • Cuando se tenga una infección en el oído medio, hay que cuidarse y no obviarla, pues puede desembocar en una rotura de tímpano.
Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?