Medicina preventiva

Consejos básicos para prevenir una hernia inguinal

Marco Herrera

Foto: Bigstock

Domingo 14 de julio de 2019

2 minutos

Sentirás una sensación de dolor en la protuberancia y notarás un arrastre en la región de la ingle

Hombre con prevención de hernia inguinal

A partir de los 40 años aumenta la posibilidad de sufrir una hernia inguinal, lo cual sucede cuando el tejido, como una parte del intestino, sobresale a través de un punto débil en los músculos abdominales debido a que la protuberancia resultante puede ser dolorosa. Esta hernia puede causar complicaciones potencialmente graves.

Sentirás una sensación de ardor o dolor en la protuberancia y notarás como un arrastre en la región de la ingle junto con la presión y la debilidad. Estas son algunas estrategias para prevenirlo.

Ejercicios

Podrás prevenir una hernia manteniéndote físicamente en forma, a lo que ayudará hacer ejercicios como Pilates, abdominales y pesas ligeras. Optar por el yoga puede ser una buena opción también. El yoga puede facilitar que los músculos abdominales se estiren y se contraigan junto con la compresión sobre un canal inguinal. Otros ejercicios pueden fortalecer tus músculos abdominales, comprimir el canal inguinal y reducir la presión intraabdominal liberando aire del tracto gastrointestinal.

Pero ten en cuenta que no debes realizar ninguna actividad extenuante. Evita hacer sentadillas y los ejercicios que puedan ejercer presión sobre su abdomen. Puedes experimentar un desgarro muscular debido a esos movimientos rápidos. Esto también puede aumentar el riesgo de contraer una hernia.

Comer alimentos con fibra

Podrás regular tus evacuaciones intestinales y prevenir el estreñimiento si comes alimentos que contienen fibra. El estreñimiento puede causar tensión, lo que aumenta el riesgo de hernia. Intenta incorporar frutas, verduras, granos integrales y legumbres en tu dieta diaria.

Levantar objetos pesados ​​con cuidado

Mientras levantas un objeto pesado, agáchate con las rodillas. Trata de hacer que tus piernas hagan más fuerza en el levantamiento que tu torso. Si aún así te resulta muy difícil levantar un objeto, evita hacerlo.

Mujer agarrando su estómago con hernia umbilical

Dejar de fumar

Varios estudios sugieren que los hombres tienen ocho veces más probabilidades de sufrir una hernia inguinal que las mujeres. Pero, si eres fumador, tendrás un mayor riesgo de padecer una hernia. Los cigarrillos transportan nicotina y otras toxinas, el tabaco y los cigarrillos electrónicos degradan el colágeno.

Tu pared abdominal se fortalece debido al colágeno. Por lo tanto, tendrás una pared abdominal más débil debido al colágeno dañado. Además, los fumadores pueden tender a toser más, ya que el humo afecta sus pulmones y esto puede ejercer presión sobre su abdomen.

Trata tu próstata agrandada

Si tienes un agrandamiento de la próstata, esto puede provocar tensión mientras orinas. Esto, a su vez, puede ejercer presión sobre tu abdomen. Si orinas con frecuencia durante la noche, esforzándose para hacer que la orina vacíe su vejiga al final de la micción, esto puede ser un signo de agrandamiento de la próstata.

0

No hay comentarios ¿Te animas?