Medicina preventiva

Constipados en verano, cómo evitarlos

Noelia Hontoria

Foto: Bigstock

Viernes 23 de agosto de 2019

3 minutos

Los cambios bruscos de temperatura suelen ser los principales responsables de estos constipados

Puedes evitar los constipados en verano
Noelia Hontoria

Foto: Bigstock

Viernes 23 de agosto de 2019

3 minutos

Aunque es en inverno cuando tus defensas suelen estar más bajas, los constipados en verano son bastante habituales, especialmente por los cambios de temperatura, el consumo de bebidas frías, el uso de aires acondicionados…

Esto te puede jugar una mala pasada y estropearte unas felices vacaciones estando pendientes de medicamentos, durmiendo peor y sintíendote más cansado. Estas son algunas pautas para aprender a evitarlos.

Consejos para prevenir los constipados en verano

En las personas mayores son más habituales los resfriados en cualquier época del año, incluyendo el verano. Esto se debe a que, por lo general, tu sistema inmunológico es más débil que el de una persona más joven, por lo que debes cuidarte más de lo que lo hacías anteriormente. Además, también influyen ciertas enfermedades crónicas, sobre todo si afectan a las vías respiratorias.

No te descuides en esta época del año y sigue fortaleciendo tus defensas a través de la alimentación (con alimentos ricos en antioxidantes, vitaminas y minerales). Aprovecha para consumir las frutas de temporada que además son ricas en agua y te ayudarán a mantenerte hidratado: melón, sandía, fresas… O también los buenos procesados, como salmorejo o gazpacho. Todos estos ejemplos son una fuente de antioxidantes y, siempre que no existe una contraindicación médica (por ejemplo, si tienes problemas de ácido úrico debes tener cuidado con el tomate), pueden ser tu base de alimentación este verano.

Beber mucho líquido es importante, pero las bebidas muy frías típicas de esta época estival así como los helados, pueden afectar a la garganta. Tómalos poco a poco.

Las frutas son un buen desayuno para evitar los constipados en verano

Pero, además, para prevenir los resfriados estivales debes tener especial precaución con los cambios bruscos de temperatura. En casa, si utilizas climatizadores, mantenlos a una temperatura media (en torno a los 22ºC) y a ser posible usa también humidificadores para evitar que se reseque el ambiente y afecte a tus mucosas.

En la calle, trata de esquivar aquellos lugares donde el aire acondicionado esté demasiado fuerte y si vas a permanecer mucho tiempo en un lugar (por ejemplo, en el cine), lleva contigo una rebeca fina. Cuando llegues a casa o entres en el restaurante para comer, lávate bien las manos para evitar llevarte a la boca posibles infecciones o virus que pueden estar en el ambiente. Que sea verano no significa que debas relajarte en este sentido. Si es necesario, como recomienda la OMS, utiliza mascarillas.

Por último, en la playa ten cuidado con la temperatura del agua, especialmente si llevas mucho rato al sol.

Como ves, solo se trata de utilizar el sentido común, seguir cuidándote en verano, tener cuidado con los cambios bruscos de temperatura y no asociar los constipados solo con el frío del invierno. En verano también puedes resfriarte. ¡Cuídate!