Medicina preventiva

Nuevas recomendaciones para tratar la miocarditis fulminante: ¿cómo afecta a los mayores?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Miércoles 22 de enero de 2020

4 minutos

Se produce por una inflamación del músculo cardiaco debido a una infección o una respuesta inmune

Nuevas recomendaciones para tratar la miocarditis fulminante Cómo afecta a los mayores

La miocarditis se produce por una inflamación del músculo cardiaco a consecuencia de una infección o una respuesta inmune del organismo. Es la causa del 10% de las insuficiencias cardiacas agudas, según informan desde Cardioatrio, el portal para profesionales de la cardiología, y supone el 20% de las muertes súbitas en adultos jóvenes. Puede ser de dos tipos, fulminante o no fulminante. Esta última se caracteriza por un cuadro agudo de insuficiencia cardiaca que puede evolucionar hacia una miocarditis crónica. Por otro lado, la más grave es la fulminante al presentarse con una insuficiencia cardiaca aguda grave y que puede terminar en un shock cardiogénico, es decir, cuando el corazón no es capaz de bombear la cantidad suficiente de sangre que el cuerpo necesita.

Agentes infecciosos

Las causas de este trastorno del corazón se encuentran en algunos agentes infecciosos, especialmente virus como el enterovirus y el adenovirus, el parvovirus B19 y el herpes virus humano 6, explican desde la Sociedad Española del Corazón (SEC @secardiologia). En ocasiones, se produce por el virus de Epstein-Barr y el citomegalovirus, especialmente en pacientes inmunodeficientes. Del mismo modo, puede producirse por la enfermedad de Lyme o la enfermedad de Chagas, así como determinados medicamentos y algunos tóxicos, en concreto por la exposición a monóxido de carbono o la radiación.

De todas formas, los expertos indican que no todos los virus causan miocarditis con los mismos patrones de infección. “Los enterovirus y los adenovirus infectan directamente los miocardiocitos de animales y seres humanos, y en los últimos años hasta un 10–15% de las miocarditis virales han sido causadas por estos agentes”, tal y como se especifica en el documento Actualización sobre miocarditis y miocardiopatía inflamatoria: el resurgir de la biopsia endomiocárdica.

La Asociación Americana del Corazón (@American_Heart) ha realizado una nueva Declaración Científica, que ha publicado en su revista Circulation, con el objeto de reducir la muerte por esta patología y que algunos expertos consideran que está infradiagnosticada.

¿Es realmente efectiva la terapia de quelación para la enfermedad coronaria?

Aparición repentina

Hay que tener en cuenta que la miocardiopatía fulminante aparece de forma repentina y su gravedad es muy alta. A veces precede a una miocardiopatía dilatada, y este supone al mismo tiempo uno de los motivos más frecuentes de los trasplantes cardiacos. Por ello con esta declaración lo que se pretende es aumentar la concienciación y la educación entre los profesionales de la salud. En estos casos es vital la evaluación, el diagnóstico y el abordaje inmediato.

La forma en que manifiesta es muy variada, ya que puede ser a través de un dolor torácico de tipo isquémico, síncope o insuficiencia cardiaca aguda. En los casos no agudos, se presentan síntomas leves o alteraciones electrocardiográficas transitoria.

Los síntomas no se manifiestan inmediatamente tras las infección, que suele ser respiratoria o gatrointestinal, sino pasadas entre una y cuatro semanas. A pesar de ello, y por presentarse con síntomas diversos su diagnóstico resulta complejo, y se hace preciso descartar la enfermedad coronaria, que es más frecuente y tiene un cuadro clínico similar.

Si este trastorno se detecta a tiempo se pueden conseguir resultados positivos recurriendo al soporte circulatorio y el mantenimiento de la circulación del órgano. En la actualidad se dispone de avances tecnológicos que permiten mantener de forma estable dicha circulación y la oxigenación del paciente.

Diagnóstico

Para diagnosticar esta enfermedad del corazón, el electrocadiograma es una herramienta que se sigue usando de forma bastante genérica, aunque también se pueden emplear determinados biomarcadores. Además, el ecocardiograma es vital para una evaluación diagnóstica inicial, indican desde la SEC. En los casos graves se suele apreciar un engrosamiento considerable de las paredes ventriculares por el edema que aparece, sin dilatación de la cavidad ventricular.

Del mismo modo, también es posible acudir a la resonancia cardiaca, una técnica de diagnóstico no invasiva que contribuye a determinar si existe o no este proceso, aunque el método más efectivo es la biopsia endomiocárdica. No obstante, para llegar a un buen diagnóstico, los profesionales consideran que se han de tener en cuenta criterios clínicos y métodos no invasivos como la citada resonancia cardiaca.

Trasplante de corazón (bigstock)

Tratamiento y prevención  

En cuanto al tratamiento, se suelen seguir los mismos criterios que en una insuficiencia cardiaca. En un primer momento se administran fármacos, en concreto, moduladores de la angiotensina, betabloqueantes y diuréticos. Sin embargo, para los casos más extremos se plantean soportes vitales extracorpóreos para el buen funcionamiento del pulmón cardíaco o dispositivos que faciliten el bombeo del corazón mediante una asistencia ventricular percutánea y estable.

Esta patología no es tan habitual en personas mayores en cuyo abordaje podrían presentarse más dificultades a consecuencia de la edad y posibles complicaciones asociadas. Resulta, por tanto, más frecuente en pacientes jóvenes y suele tratarse de una enfermedad poco común. Tampoco existe una forma específica de prevenirla, en especial por las causas que la desencadenan. En general, lo que sí se puede hacer como medidas preventivas es mantenerse alejados de personas con infecciones virales, sobre todo en el caso de los mayores, disponer de unos buenos hábitos de higiene, vacunarse según las recomendaciones y evitar situaciones de riesgo.

0

No hay comentarios ¿Te animas?