Preguntas

Qué es la miocarditis y cómo afecta a los mayores

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Miércoles 1 de enero de 2020

6 minutos

Si el músculo del corazón o miocardio se inflama, se produce este trastorno muy poco común

Qué es la miocarditis y cómo afecta a los mayores
Teresa Rey

Foto: Bigstock

Miércoles 1 de enero de 2020

6 minutos

El miocardio es una de las partes que configuran el corazón, es su tejido muscular o el músculo que lo forma. Cuando se contrae bombea la sangre fuera del mismo y, a medida que el órgano se vuelve a llenar de la misma, se va relajando. Es por tanto, el encargado de bombear la sangre a lo largo del sistema circulatorio de todo el cuerpo debido a su contracción. Está cubierto por una membrana serosa exterior llamada epicardio y otra interior que recibe el nombre de endocardio.

La inflamación

A veces puede ocurrir que el miocardio se inflame. Cuando esto sucede, el edema o inflamación y el daño celular sufrido impiden que realice correctamente su función de bombeo. El sistema eléctrico del corazón y su músculo se ven afectados por esta condición y, como consecuencia, la capacidad de bombear se ve alterada. Esto provoca modificaciones en el ritmo cardíaco, de modo que presenta anormalidades o arritmias.

Esta enfermedad se llama miocarditis y, según los expertos, es poco frecuente. Se puede producir por una infección vírica, bacteriana o fúngica, y también por una intoxicación química o reacción medicamentosa. Puede ser consecuencia de una afección inflamatoria más general o por enfermedades del tejido cognitivo, es decir, el lupus o la artritis reumatoide. La fiebre reumática también podría producir este trastorno, si los anticuerpos enviados por el organismo para combatir una infección estreptocócica atacan en su lugar a los tejidos de las articulaciones y el corazón.

Arritmias: detectarlas y tratarlas

Virus que la provocan

Los virus que pueden desencadenar las miocarditis son muy variados, entre ellos se incluyen los del resfriado común, la hepatitis B y C o el virus del herpes simple. También por algunos que provocan infecciones gastrointestinales, los de la rubéola o los de la mononucleosis. Es además frecuente en personas con VIH.

Entre las bacterias que pueden provocar esta enfermedad destacan estafilococos, estreptococos, la causante de la difteria y la que transmite la garrapata, que produce la enfermedad de Lyme.

En cuanto a los parásitos, sobresalen el Trypanosoma cruzi y el toxoplasma, y algunos transmitidos por insectos. Y de los hongos, los que generan cándida, los aspergillus y el histoplasma, que se halla en los excrementos de las aves y que, en ocasiones, pueden causar miocarditis, sobre todo en personas con el sistema inmune débil.

Posibles complicaciones

Si el músculo del corazón presenta inflamación durante mucho tiempo, entonces pueden aparecer complicaciones. Una de ellas es la insuficiencia cardiaca que se originaría por esa incapacidad de bombeo eficaz. También puede dar lugar a un ataque cardíaco o accidente cerebrovascular. Cuando el corazón no puede bombear sangre de forma adecuada, esta se tiende a acumular dando lugar a coágulos. Si uno de ellos bloquea algunas de las arterias, podría darse un ataque cardíaco y si se dirige al cerebro antes de atascarse, entonces produciría un accidente cerebrovascular.

Las arritmias son también una posible consecuencia de la miocarditis. Los ritmos cardíacos se tornan anormales o acelerados y, en los casos más extremos, si se producen arritmias graves, es probable que el corazón comience a dejar de latir de forma repentina produciéndose un paro cardíaco.

Implantan en España un sensor para monitorizar el corazón

Qué síntomas se tienen

En el caso de presentar un caso moderado de miocarditis o estar en las primeras etapas, es posible que apenas tengas síntomas o sean leves, como dolor de pecho o dificultad para respirar.

Los síntomas más frecuentes en general, que nos pueden estar indicando una miocartitis, son dolor en el pecho, arritmias, problemas para respirar tanto en reposo como durante la actividad física, fatiga o retención de líquidos con hinchazón de piernas, tobillos y pies. Si es por una infección viral, se darán los signos propios de la misma, tales como dolores en diversos puntos del cuerpo, como la cabeza y las articulaciones, fiebre, molestias en la garganta, diarrea, etcétera.

Diagnosis y tratamiento

Para diagnosticarla se pueden realizar distintas pruebas médicas, aunque a veces no se identifica con facilidad ya que es similar a otras afecciones. El médico puede recurrir a un electrocardiograma para evaluar el ritmo cardiaco y el tamaño y funcionamiento de las cavidades del corazón. Es posible, además, extraer una pequeña muestra del músculo cardiaco y hacer una radiografía de tórax para ver si hay líquido en los pulmones, pues es uno de los signos de insuficiencia cardiaca, junto a otros análisis.

Este trastorno del corazón se trata con medicamentos analgésicos y antiinflamatorios. En caso de que sea consecuencia de otra enfermedad como artritis reumatoide, al tratar la misma se abordará paralelamente esta otra patología. Mientras que si la causa es una bacteria, serán necesario tomar antibióticos. Y si se presentan arritmias, el médico puede recetarnos algún fármaco para esta condición.

Dependiendo del estado de la miocarditis, se necesitarán a lo mejor otras medidas adicionales. Si es grave, tal vez se nos recomiende limitar algunas actividades y, en los casos preocupantes y siempre que lo determine el profesional de la salud, se necesitará un trasplante cardíaco.