Salud

Ojos de gallo en los pies: cómo evitar que aparezcan

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Jueves 11 de febrero de 2021

3 minutos

Estos callos aparecen por el uso de zapatos de puntera estrecha o por una prominencia ósea

Ojos de gallo en los pies: cómo evitar que aparezcan Foto: bigstock
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Jueves 11 de febrero de 2021

3 minutos

Los ojos de gallo son pequeños callos que aparecen entre los dedos de los pies en forma de protuberancia y reciben el nombre de heloma. Suelen ser pequeños y provocan bastante dolor en quien lo padece. ¿Quieres saber cómo puedes evitarlos? A continuación, te damos las claves.

La principal causa de aparición de este tipo de lesión se debe a una presión continua ejercida en la zona de la piel donde surge, provocada por el uso de un calzado demasiado estrecho por la zona delantera que, al comprimir los dedos hace que los salientes o prominencias óseos que podamos tener en esta zona se rocen, provocando la aparición de los ojos de gallo.

Uso de un calzado adecuado

Para evitar que aparezcan, los especialistas aconsejan utilizar un calzado amplio que evite el roce o presión entre los dedos. Para ello, opta por calzados de horma ancha, que sujeten bien el pie y que transpiren. La suela del zapato también es importante para que absorba los impactos.

También es importante para evitar la aparición de los ojos de gallo eliminar el roce de cualquier tipo de costuras.

En el caso de aquellas personas que, debido a su anatomía, sus dedos se rozan frecuentemente, se recomienda el uso de una prótesis de silicona personalizada para colocarla entre los dedos y evitar que aparezca esa lesión.

Igualmente, existen protectores para callos en farmacias que absorben la presión y los roces del calzado y protegen la piel.

Nuestro peso es otro de los factores que debemos controlar para la buena salud de nuestros pies. Es importante mantenernos en un peso estable y saludable para evitar alterar la distribución de la carga sobre las distintas zonas del pie.

Recuerda hidratar y exfoliar tus pies con frecuencia para prevenir la aparición de callos.

Ojos de gallo en los pies: cómo evitar que aparezcan Foto: bigstock

Parte superior del dedo

Es muy habitual ver a personas con ojos de gallo en la zona superior de los dedos. Aunque en esta zona es más cuestión de estética que de dolor, lo cierto es que son muchas las personas que recurren al especialista para quitarlos.

El principal tratamiento consiste en extirpar la lesión con la ayuda de instrumental. Se trata de un procedimiento indoloro y de alivio casi inmediato. En casos más extremos, cuando la aparición del ojo de gallo es debido a la prominencia del hueso, la forma de eliminarlo es con cirugía.

No obstante, existen protectores para proteger este tipo de callos, en el caso de que no se desee extirpar, como son los de forma tubular. Dependiendo del lugar en el que se forme el callo podremos utilizar un tipo de protector u otro.

A pesar de estos consejos, es importante que visites con frecuencia a tu podólogo para revisar a tiempo cualquier posible alteración en tus pies.