Salud

¡Cuidado! También te puedes lesionar haciendo ejercicio en casa

Ignacio Casanueva

Sábado 9 de mayo de 2020

2 minutos

Realizarlo sin preparamiento puede llevar a padecer lesiones

¡Cuidado! También te puedes lesionar haciendo ejercicio en casa

Con la llegada de la cuarentena dijimos adiós a nuestra vida social, y en más de una ocasión a nuestra preocupación por la dieta que empezamos o por la rutina de gimnasio que hacíamos.

Aun así, seguramente hay personas que, viendo cómo su alimentación se desvía de lo normal, o que las horas en casa hay que pasarlas haciendo algo más que estar tirado en el sofá, se haya decidido hacer ejercicio en el salón.

Aunque la zona de ejercicio está más controlada y nos da la sensación de mayor seguridad, habrá que tener ciertas precauciones ya que incluso en casa nos podemos lesionar. Si por ejemplo ya hacías deporte por hobby como correr o ir en bici, el cambio de una pista o tierra a hacerlo sobre cemento ocasiona un cambio en la superficie que puede afectar a la rodilla.

Si además dispones de una cinta para correr o una bicicleta estática, habrá que tener cuidado de no llegar a un sobre-entrenamiento. Por ejemplo, en la bicicleta, como es estática, el pedaleo es repetitivo y no hay zonas de transición donde se pueda alternar y recuperarse físicamente, como si hiciéramos descensos. En la cinta, el mismo movimiento puede ocasionar lesiones en la zona lumbar o en la rodilla. Una posible solución sería alternar estas máquinas con ejercicios de fortalecimiento muscular.

Rutina de 10 minutos de ejercicios que puedes hacer a diario y sin salir de casa

 

Ahora que estamos terminando el confinamiento, no es momento de sufrir una lesión que nos amargue la desescalada. Por ello os dejamos aquí varios puntos a tener en cuenta:

  1. Calzado. No cualquier suela es buena, debe ser deportiva. Sin el calzado adecuado, los pies pierden los apoyos y esto afecta a los tobillos, tendones y rodillas. Además, no se recomienda hacerlo en medias porque originaría también lesiones.
  2. Estiramientos. Hay que hacer una hora de “elongación” física para la recuperación de los músculos. Debe durar entre 60 y 90 minutos para lograr un buen proceso de recuperación.
  3. Hidratación. El consumo de agua antes, durante y después del entrenamiento es indispen­sable, de esta forma evitamos los desgarros.
  4. Dieta. Se debe bajar los carbohidratos proporcionalmente, y eliminar frutas con altos niveles de azúcar.

Si durante estos días has querido seguir preparándote para el verano o has desempolvado tus deportivas, nos alegramos, pero siempre con medidas que te permitan disfrutar del deporte.

0

No hay comentarios ¿Te animas?