Preguntas

¿A qué puede deberse que el ano de las personas mayores sangre?

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Miércoles 29 de enero de 2020

3 minutos

No todas las causas son graves, pero hay que asegurarse de que el motivo no es peligroso

¿A qué puede deberse que el ano de las personas mayores sangre?

No hay duda de que sangrar suele provocarnos miedo. Más allá de que sangremos por las fosas nasales (quizás el modo más habitual de hacerlo), encontrarnos con el líquido rojo en cualquier otra situación es motivo de preocupación, ya que no entra dentro de lo habitual. Uno de estos casos es cuando se sangra por el ano, generalmente cuando se expulsan las heces.

Los motivos de ello pueden ser varios, así como el tipo de sangrado y, obviamente, no todos tienen la misma gravedad. En ocasiones solo serán unas gotas de sangre que se observan en el papel higiénico o en la taza del váter y su causa podría ser un simple rasguño como consecuencia de unas heces demasiado duras, o incluso de que se tenga alguna pequeña hemorroide. Sin embargo, también puede darse el caso de que haya coágulos o heces ensangrentadas que deberán ser examinadas por el médico para determinar cuál es la razón.

Causas del sangrado rectal

Antes de pasar a desarrollar un poco más la causas de este sangrado, hay que apuntar que no es lo mismo que sea una persona joven la que sangre a que se dé el caso en personas mayores. En el caso de estas, habrá que acudir rápidamente al médico para que se descarten motivos peligrosos como el cáncer de colon, uno de los más habituales.

A punto de lograr la vacuna contra el cáncer de colon

En cuanto a las causas de encontrar sangre al defecar, las más habituales son las siguientes:

  • Hemorroides. Cuando se encuentra sangre de un brillante color rojo lo más común es que se deba a la presencia de hemorroides en el recto. De este modo, cuando los excrementos pasan por esa zona, su roce provoca que estas sangren. Como suelen provocar dolor, cuando se sienten esos síntomas en la zona, es recomendable acudir al médico de familia para que proponga un tratamiento que las haga desaparecer.
  • Fisura anal. Otra de las causas de sangrar cuando se defeca son las fisuras anales, pequeños desgarros o grietas que se han producido cuando las heces son muy duras (estreñimiento) o, por el contrario, cuando se sufre una diarrea prolongada. En esas ocasiones pueden producirse heridas y que haya pequeños rastros de sangre. Al igual que en el caso anterior, su color será rojo intenso, ya que el sangrado se acaba de producir y no se ha mezclado con ninguna otra sustancia.
  • Fístula y absceso perianal. Cuando se produce una comunicación entre el canal canal anal y la piel perineal es posible que se produzca el sangrado, al igual que si se sufre un absceso purulento en el espacio rectal.

Aparte de estas, que son las más comunes, hay otras posibilidades de sangrar por el ano.

  • Enfermedad inflamatoria intestinal. El paciente puede sufrir alguna colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn, y en estos casos la sangre suele ir acompañada tanto de diarreas como de dolores abdominales.
  • Infecciones en la parte superior del aparato digestivo. Cuando la sangre es oscura lo más probable es que se esté sufriendo alguna enfermedad en la parte del estómago (alguna úlcera sangrante) o en el duodeno, para lo que será necesaria una gastroscopia.
  • Pólipos. Se presentan como crecimientos no malignos en el tejido del intestino grueso. “A pesar de que la mayoría no causa ningún síntoma, algunos pólipos que se localizan en la parte baja del colon pueden causar sangrado rectal leve. En general, es importante remover estos pólipos puesto que algunos pueden convertirse más adelante en cáncer de colon si no se tratan”, exponen en la American Society for Gastrointestinal Endoscopy.  
pólipos en el colon : no todos son peligrosos, pero deben ser analizados 2
  • Cáncer colorrectal. Y precisamente este cáncer es la causa más peligrosa que puede provocar la expulsión de sangre por el ano. Se trata de uno de los más habituales por lo que si se observa sangrado cuando se defeca, es recomendable acudir al médico para que se realicen los análisis pertinentes.

El color de la sangre

Como se puede observar, el color y la textura de la sangre aportan mucha información a los facultativos médicos. Según el portal estadounidense de salud Advocare, el paciente puede encontrarse con los siguientes tipos de sangre:

  • Sangre de color rojo intenso solo en el papel higiénico. Lo más probable es que el sangrado ocurra en la abertura del recto, es decir, en el propio ano. Y como hemos apuntado, se debe a hemorroides y fisuras anales.
  • Sangre de color rojo intenso en la superficie de las heces. Además de a las dos causas anteriores, podría deberse a otras patologías mucho más serias, como pólipos e incluso cáncer.
  • Sangre mezclada con heces. Cuando ocurre esto, lo normal es que la enfermedad se halle en la parte superior del recto o incluso en el intestino. Y las enfermedades que lo provocan son pólipos, diverticulosis, colitis ulcerosa o cáncer.
  • Sangre mezclada con diarrea. Lo más probable es que se esté experimentando un episodio de infección grave en el colon.
  • Excrementos negros o muy oscuros. La causa suele situarse más arriba, ya que se tratará de un sangrado grave en el estómago o en el esófago.
0

No hay comentarios ¿Te animas?